Gremiales
Denuncian extorsión y abuso laboral

En Ensenada y la zona: docentes rechazan cambios de horario y sedes de las Colonias de Verano

Desde noviembre que los docentes se vienen manifestando contra la precarización laboral a la que son sometidos, y ahora se sumó otro capítulo más.

Docentes de Ensenada y de la zona como Bahía Blanca, La Matanza, Escobar, General Madariaga, entre otros, denuncian que están siendo obligados a trasladarse a otras sedes, a realizar tareas que no son compatibles con sus conocimientos y también amenazados que, de no cumplir con las exigencias, deberán renunciar. Presentaron un petitorio de rechazo a estas prácticas donde hablan de extorsión y abuso laboral.

La nota que presentaron

Basta de precarización laboral

El 1 de septiembre la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) anunció el Programa +ATR mediante la resolución 2905/21. Denunciamos en ese momento:

*la notable improvisación frente al reconocimiento del gobierno de Axel Kicillof del fracaso de la continuidad pedagógica en pandemia, sin invertir un solo peso en conectividad y dispositivos, creación de cargos, reparación y construcción de escuelas;

*la continuidad con el programa +ATR de la ofensiva precarizadora sobre el trabajo docente, basado en la enorme desocupación. Exigimos creación de cargos provisionales y titulares, parejas pedagógicas para el acompañamiento de las trayectorias escolares con plenos derechos y salarios no menores a la canasta familiar. Construcción de nuevos polos educativos con las escuelas y aulas faltantes;

*los docentes del +ATR padecen entre otras cosas: obligatoriedad de trabajo los sábados, limitación del derecho a licencias, vacaciones casi nulas, destrato y maltrato en muchas escuelas desvalorizando su trabajo, sin espacio físico para trabajar, asignación de tareas que no corresponden como cubrir suplencias de docentes ausentes, etc. A esto se suma el atraso en el cobro tanto de los cargos, como de articuladores, que peregrinan en trámites donde ninguna autoridad de la DGCyE da respuesta.

Pero los funcionarios del gobierno provincial y la DGCyE, con total apoyo de las conducciones del FUDB, encaran el nuevo año con mayores ataques a los derechos laborales de la docencia y de los estudiantes. Este ajuste en educación es la hoja de ruta que impone el FMI para seguir pagando la deuda, cómo vimos la semana anterior en la cual el Gobierno pagó 1.900.000 de dólares en vez de atender las necesidades de los trabajadores de la educación y las familias de los estudiantes que también vienen sufriendo duramente las consecuencias de esta crisis.

En lugar de la tradicional Escuela de Verano, que año tras año ha dado lugar a una propuesta educativa-recreativa para los estudiantes, con docentes nombrados para tal fin por Acto Público, se despachan con la Resolución 4057/21, donde mediante confusas y contradictorias indicaciones, crean el Programa +ATR Verano, superponiéndolo con el +ATR y pretendiendo trasladar compulsivamente a los docentes de un programa al otro.

De buenas a primera transforman cargos designados para la revinculación e intensificación de aprendizajes, en docentes obligados a intervenir en la escuela de verano, tratando imponer cuestiones como:

*Cambio de lugar de trabajo (traslado de escuelas secundarias o primarias que no son sedes a escuelas sedes).

*Cambios de horario, tratando de imponer el turno mañana como única oferta y presionando para que los que están desempeñando doble cargo de +ATR renuncien a un cargo.

*Cambios de tareas y duplicación de funciones: pretenden imponer funciones de acompañamiento de alumnos a predios deportivos y natatorios, cuidado de alumnos de un nivel diferente del que fueron designados (de secundaria a primaria), superposición de estas tareas con la continuidad de la intensificación, etc.

Presiones de todo tipo para que renuncien los docentes que cuestionan la intención de imponer cambios de relaciones laborales con medidas posteriores a la designación. Es ilegal que una Resolución posterior como la 4057/21 pueda imponer condiciones diferentes a la resolución 2905/21.

Lectores: 282

Envianos tu comentario