Brandsen
Vergüenza

Vida de rico: 38 casas lujosas estaban colgadas de la luz en una barrio privado de Brandsen

Las 38 casas están dentro de Estancia Las Malvinas, ubicado sobre el río Samborombón.

La empresa eléctrica EDELAP, del grupo DESA, descubrió que 38 propiedades de lujo consumían energía ilegalmente en uno de los barrios privados más antiguos de la localidad bonaerense de Coronel Brandsen. Las 38 casas están dentro de Estancia Las Malvinas, ubicado sobre el río Samborombón.

El descubrimiento se produjo en uno de los operativos de revisión de las conexiones de los usuarios que la empresa realiza con el fin de detectar la existencia de fraude eléctrico, adulteraciones de medidor o conexiones clandestinas directas a la red.

“El robo de energía, en sus distintas metodologías, genera excesos de consumo no registrado que sobrecargan los tendidos, los dañan y afectan la calidad de servicio que reciben los usuarios vecinos que están correctamente conectados, generando problemas de tensión o cortes por manipulación indebida de las redes”, resaltó la empresa EDELAP en un comunicado.

El barrio se extiende sobre 2000 hectáreas que incluyen ocho kilómetros de las costas del río Samborombón, con tres puentes de hormigón que vinculan las distintas áreas del lujoso complejo. Tiene más de 80 kilómetros de boulevares, avenidas, caminos y senderos. Un lote de menos de 2500 metros cuadrados puede costar entre 30.000 dólares y 1.000.000 de dólares, según la ubicación dentro del barrio, de acuerdo a lo publicado en los avisos.

EDELAP le cobrará a los propietarios de los inmuebles involucrados la energía consumida en forma ilegal, incluyendo las penalidades correspondientes de acuerdo a lo que establece el Reglamento de Suministro y Conexión.

Además, evalúa denunciarlos penalmente, así como a quienes pudieran haberse ofrecido a realizar las conexiones ilegales o distintas maniobras para manipular las instalaciones eléctricas. El robo de energía es un delito penado con prisión de hasta seis años.

Lectores: 617

Envianos tu comentario