Martín Vestiga
Una producción de NOVA

Martín Vestiga, Tito Rosca y "camioncito" Forte, el sindicalista experto en "volantazos" políticos

Tito Rosca, una vez más, junto a Martín Vestiga desnudando a la fauna política. (Dibujo: NOVA)

Sagaz como siempre. Intrépido e inquisidor. Adjetivos que sólo califican a Martín Vestiga, un asiduo colaborador de NOVA que vive trabajando y que, en sus ratos libres, investiga como pocos. Todo un adicto a su profesión.

Una vez más, año impar, campaña electoral, necesidad de descanso de tanta información política y, al doblar una esquina tradicional de La Plata, me encuentro con el insistente y omnipresente Tito Rosca, a quien, a veces, sinceramente, no prefiero, pero como contrapunto es buen informante y pasador de data.

-Hola Martín, taaaanto tiempo. Sé que andás paseando, con tu perro caniche, ávido de paz pero también de información…

-Hola Tito -le digo, resignado-. Tenés razón, pero en tiempos de campaña, es mejor escucharte. Brindarte, aunque a regañadientes, unos minutos.

-Bueno. Te agradezco estimado. Te voy a dar info que ya tenés, pero que alumbra un poco la faclilidad de los políticos platenses de saltar, como canguros rengos, de una vereda a otra. Esta vez le toca al sindicalista de los camioneros, o sea del moyanismo, referente de la capital bonaerense, Miguel “camioncito” Forte

-Si, lo tengo de memoria. Ahora está jugando con Kolina y es precandidato a primer concejal de la lista que encabeza el pibe de apellido heredado -como cualquier apellido pero con beneficio$-, Gastón Castagneto.

-Claro, hijo del ex arquero de Gimnasia, del repartidor compulsivo de electrodomésticos en Los Hornos cuando quiso ser intendente y ex cortejante de la ex ministra de Desarrollo Social de Nación, Alicia Kirchner. Bueno, como sabrás, Forte es especialista en saltar de bando, como te dije y como buen gremialista va para donde va el viento. El viento económico, claro.

-Lo conozco Tito, seguí, al menos para que el lector de esta columna se oriente un poco y se informe…

-Bueno, el tipo se la pasó cuestionando al kirchnerismo cuando Hugo Moyano puteaba contra CFK y La Cámpora. Después pasó a ser funcionario -en el medio también concejal- del actual intendente de Juntos Julio Garro y ahora, sin escrúpulos, quiere volver al Concejo con el aparato de Kolina atrás para seguir recaudando desde la banca. Plata no le falta eh…

-Ya sé que no Tito: si habrá hecho negocios con el sistema de recolección de residuos a cargo de la empresa siempre contratada Esur…

-Bueno, la tenés toda clara, pero para que el lector siga entendiendo y ya te dejo que tengo que ir a rosquear al barrio hipódromo: mirá si será timorato “camioncito” que sin siquiera tomarse un omeprazol, después de quedarse en el 2019 con las ganas de volver al Concejo con la lista que encabezaba Victoria Tolosa Paz, se refugió en la “muni” con Garro en la secretaría de Transporte, a dónde duró lo mismo que un pedo en una palangana. Y como frutilla del postre, recordar: cuando fue edil, en el 2015, ingresó a esa banca por el Frente Renovador de Sergio Massa.

-Gracias Tito, me tengo que ir y como recitó el gran Facundo Cabral

No soy de aquí, ni soy de allá…

Lectores: 602

Envianos tu comentario