Berisso
Le adjudican la intencionalidad de un incendio

Grave acusación al pastor de la Comunidad Cristiana “El Quincho” de Berisso

El pastor de El Quincho fue gravemente acusado por un vecino.

El pasado 7 de marzo, el cuerpo de Bomberos Voluntarios de Berisso informó la asistencia a un incendio ocurrido en una vivienda ubicada en calle 17 y 151, donde a pesar de no lamentar heridos, los daños del inmueble fueron totales.

El ocupante de la vivienda en cuestión solicitó realizar una réplica, debido a que según detalla, el origen del foco ígneo estuvo vinculado a terceras personas.

Por tal motivo expresó: “A raíz de una nota publicada el jueves 7 de marzo de este año por un medio berissense, luego del incendio que sufriera en la vivienda prestada que ocupaba dentro del predio El Quincho del barrio Santa Cruz de Berisso, es muy importante para mí hacer constar públicamente que, aunque no estuve presente en el momento del siniestro, dado que me encontraba regresando de cursar a la noche, señalo como responsables intelectuales y materiales del incidente a las personas que lo cohabitaban, como también al dueño posesorio del predio y responsable de la Asociación Misión Puente, siendo que si bien él no se encontraba en el país, no podía desconocer el hecho que se quería cometer en mi perjuicio”.

Y continuó: “Las razones por las cuales sostengo estos dichos son la enemistad sin razón que mantuviera hacia mi persona una vecina desde que me llegué al lugar llamada Mirta Susana Lemos, la cual no desistió nunca de su destrato a pesar de solicitarle intervención al responsable posesorio del lugar (ex secretario de Tierras y ex pastor evangélico), y de una discusión de tono elevado que mantuviera con el actual pastor misionero del lugar Alfredo Córdoba, quien sin avisarme ni pedirme permiso ingresó a mi lugar tres días antes y se llevó una herramienta personal revolviendo pertenencias ajenas y disculpándose luego, argumentando una "confusion" con herramentaje propio, siendo este inexistente y constándole a él desde hace un año la carencia de un pañol”.

Llego sobre el día del incendio, detalló: “A posterior de llegar y encontrarme con el incendio apagándose todavía y luego de dirigirme a la comisaría Primera, llegué nuevamente encontrando a Lemos y a otro joven vecino alojado recientemente llamado Rodrigo, manipulando pertenencias que no fueron alcanzadas por el fuego y observando faltantes, además de haber perdido la totalidad de mi vestimenta, documentación personal, herramientas entregadas por el Municipio y hasta mascotas felinas que quedaron allí, no teniendo lugar adonde volver".

Por último, pidió "que se sepa el manejo espurio de gente como Ferreira, Córdova y Lemos, que en un principio decían ayudar o dar una mano".

Lectores: 208

Envianos tu comentario