Perfiles urbanos
Irradia calidad y belleza

Valentina, una colombiana que encontró en La Plata el valor del amor

Valentina Vargas.

Por Isabel Marín Pérez, de la redacción de NOVA

Valentina Vargas, es una colombiana de 21 años, que haciendo honor a su nacionalidad irradia calidad y belleza por donde transita. Llegó a la Argentina hace cuatro años con una mochila de sueños y proyectos.

Finalizó sus estudios en la secundaria, mientras, a su vez exploraba el mundo laboral en “changuitas” como mesera en varios restaurantes, en el cuidado de personas de la tercera edad o en cualquier trabajito que se le presentará y le permitiera ayudarse a pagarse sus “cositas”.

Luego de terminar la secundaria, se decidió como muchos aprovechar la gratuidad de la educación universitaria, y hoy por hoy se encuentra estudiando profesorado en educación primaria.

“Cuando llegue a la Argentina, tenía la convicción no solo de estudiar y salir adelante si no también de poder hacer algún pasatiempo, y fue así como encontré a Francy Lezcano (oriunda de Colombia) por suerte, que hasta el día de hoy me sigue acompañando dando un sinfín de oportunidades para desarrollarme como modelo profesional en su escuela de modelaje en la Ciudad de La Plata”.

Argentina no solo le ha brindado oportunidades de desarrollarse profesional y personalmente si no que a su vez le dio a quién sería el amor de su vida. “Lo mejor que me pudo pasar en este hermoso país es tener a mi hijo, conocí el amor de mujer con quien sería hoy el padre y también el amor de madre, que no cambio por nada en el mundo”, nos dice.

Valentina desde muy joven salió de su Colombia, que recuerda con nostalgia y emoción, “extraño muchísimo a mi gente, mi comida, mi familia, cosas que son incomparables. Pero tengo que reconocer que he sido muy afortunada porque desde muy joven tuve la oportunidad de salir a conocer otros países, ya que tengo familia regada por todas partes, pero siempre es bueno volver a donde uno pertenece”.

El país del asado, y el compartir el mate entre amigos o compañeros en cualquier momento del día, es el lugar que por el momento verá crecer a ese colomboargentino que nació producto de mucho amor: “nuestro pensado con mi pareja que es argentino es quedarnos en este país, quizás viviendo en otras ciudades, porque no quiero dejar de conocer y de que mi hijo viva también esas experiencias”.

Finalmente Valentina reflexionó sobre la situación actual del país que eligió para seguir creciendo. “Argentina me ha mostrado que existen las amistades para toda la vida, que el individualismo se desvanece rápidamente cuando el de al lado está pasando por malos momento, pero también me ha mostrado que reiterar constantemente lo negativo que esté pasando socialmente termina contagiando negativamente a una gran cantidad de personas y eso no está bueno. En mi país a los problemas hay que ponerles buena cara y hacerles frente y eso trató de transmitirlo siempre”.

Valentina Vargas sueña como muchos en tener un mejor futuro, y de la mano de su familia y los amores de su vida, trabaja duramente día a día para que así sea, “fui mamá a los 20 años, y no tuve que cambiar un delineador por un corrector de ojeras, ni tuve que dejar de hacer mis cosas porque tenía un hijo, al contrario, mi hijo me motivó para seguir luchando por mis sueños e incluirlo a él en ellos. Mi hijo me acompaña y da conmigo cada paso y así será siempre. Soy madre, esposa, modelo, estudiante y trabajadora, y nadie va impedir que deje de hacer lo que me apasiona”.

Lectores: 1054

Envianos tu comentario