Concejo Deliberante
Anarquía estudiantil

Último Primer Día, un estilo de "festejo" polémico entre jóvenes a punto de ser sancionable

El secretario de Coordinación del Municipio, Oscar Negrelli.

La aplicación de sanciones y multas establecidas a partir del nuevo Código de Convivencia para los Último Primer Día (UPD) aún no está vigente, pero se encuentra a punto. La Ordenanza votada el pasado 3 de noviembre de 2021 entrará en vigencia en mayo de este año. No se sabe aún que hará el Municipio.

En noviembre del año pasado, la mayoría que tiene Juntos en el Concejo Deliberante implantó mediante una votación nominal en la que apeló a sus 13 concejales y su aliado del GEN, Ariel Crespo, este año son 14 netos los que deciden sin escuchar a la oposición, un nuevo Código de Convivencia que comienza a regir este año.

El UPD, festejado en los últimos años por alumnos secundario se encuentra en la mira. A horas de un nuevo "festejo", donde el nuevo Código de Convivencia Ciudadana establece sanciones para los estudiantes y sus responsables en caso de daños o ruidos molestos, aún se duda de su vigencia.

La votación se llevó a cabo el pasado 3 de noviembre de 2021 y se estableció que entraba a regir en el plazo de 180 días. Mañana miércoles se cumplen 118 días desde la aprobación en el Concejo local. Recién en Mayo entraría en vigencia.

Lo que no está muy claro cómo actuará el Municipio en consecuencia y cuáles son las normativas emanadas para que, a partir de mañana, los inspectores municipales implementen a lo largo y ancho de la ciudad. Si utilizará el código vigente hace más de treinta años o sacará a relucir el nuevo, aunque no haya habido información oficial que confirme su vigencia.

A saber, a través de la letra chica, no se sabe a ciencia cierta si la implementación del nuevo Código iba emplazarse dentro de los 180 días o su implementación corre a partir de esa cantidad de tiempo, por lo que, por estas horas, no hubo para este medio un funcionario o concejal que pueda determinar si está vigente.

De esta forma, la utilidad de la ordenanza votada el 3 de noviembre, tenía como fecha de implementación el plazo de 180 días. De no haber habido comunicación oficial al respecto, es el viejo código de convivencia el que se encuentra en rigor por lo que las onerosas multas y sanciones, no podrán ser implementadas.

El secretario de Coordinación del Municipio, Oscar Negrelli, defendió su implementación al advertir que "este código viene a actualizar el código de faltas y marca un cambio de paradigma en la convivencia ciudadana, el actual tiene más de 36 años y temas como el de la zona roja en el actual está prohibido, en otros temas estaba la figura del arresto y ahora hay trabajos comunitarios, es decir que avanza en un montón de temas que la sociedad ha ido incorporando".

El nuevo Código establece en el artículo 151: "Los padres, tutores o guardadores de menores de edad, por los daños que estos causaran en el espacio público municipal, con motivo de los festejos de inicio o finalización del año lectivo o en el contexto escolar. Se dispondrá la obligación de volver al estado anterior los bienes o espacios afectados, debiendo además brindarse en las instituciones de pertenencia de los alumnos jornadas educativas al afecto".

Además, se aplicarán castigos, multas y sanciones comunitarias a los infractores. Todo esto a tener en cuenta y es partir de la implementación de facto de la ordenanza que debería empezar a regir durante los primeros días de mayo.

El nuevo código plantea sanciones a la venta ambulante no autorizada, como la venta en vehículos que tampoco tengan la habilitación o la ocupación de la vía pública con mercaderías o muestras, con propósitos comerciales.

En cuanto a la tenencia de animales, queda prohibido el uso de vehículos con tracción a sangre en todo el territorio municipal; contempla sanciones por maltratos, por tenencia irresponsable de perros conocidos como "peligrosos" y por la no recolección de las heces de animales domésticos por parte de sus dueños, entre otras.

Otro punto polémico tiene que ver con la Zona Roja, donde ejercen su actividad las trabajadoras sexuales, dado que se sancionará a "el que ofreciere, solicitare, negociare o aceptare directa o indirectamente servicios sexuales retribuidos, en los espacios públicos no autorizados".

Lectores: 255

Envianos tu comentario