Panorama Político Platense
El escenario político

Sumar volumen político con La Cámpora como límite: la estrategia sostenida de Julio Garro de cara al 2023

En el plano local, el alcalde mantiene el control del Concejo, una gestión “en marcha” y pocos rivales opositores de cara al año electoral. El último es Fernando Tauber (UNLP) (dibujo: NOVA)

Con las internas de Juntos y del Frente de Todos convertidas en un hervidero de cruces y especulaciones, el intendente Julio Garro avanza en una estrategia preelectoral a dos frentes: consolidar la marcha de su gestión y sentar las bases de un poder propio que trascienda las fronteras de la capital provincial para hacer pie en la provincia de Buenos Aires.

El alcalde platense se muestra esquivo a las pujas internas del frente que integra y con perfil conciliador dialoga con todo el espectro político de la coalición opositora que en La Plata lo tiene como principal bastión oficialista desde se adueñó de la comuna, a fines del 2015.

Tiene a favor ser uno de los jefes comunales que sostuvo el territorio incluso en las peores performances de Cambiemos (retuvo el mando en el 2019 cuando el macrismo fue despojado del poder nacional) y la posibilidad de ser reelecto en el 2023, una puerta que se abrió a fines del año pasado con la modificación de la "ley Vidal", que fue votada en el 2016 con ayuda del massimo en la Legislatura bonaerense para limitar las reelecciones indefinidas de intendentes.

La nueva letra del reglamento establece que a los concejales, legisladores y jefes comunales que accedieron a cargos en 2017, 2019 y 2021 no se les contabilicen el primer mandato, lo que les da la chance de ir por un nuevo periodo, si es que las urnas les dan el “ok”.

Garro mantiene el frente legislativo distrital sin sobresaltos: 14 de los 24 concejales le responden a pesar de los tironeos entre el Pro y la UCR. La aprobación de expedientes y proyectos en el recinto es considerada un “trámite”.

Para colmo, la feroz interna del Frente de Todos le juega a favor más allá de que en los papeles el bloque de 10 ediles peronistas se muestre "unido" en las votaciones: se trata de una estrategia retórica de subsistencia.

Su principal espada en el Concejo es Darío Ganduglia, titular del cuerpo y asesor full time en materia de gestión de seguridad, a pesar de haber abandonado el cargo de es estratégica Secretaria. El ex funcionario conforma un podio de posibles nombres a “salir” de cara a una eventual sucesión.

Otra de sus dirigentes de máxima confianza ocupa una banca en la Cámara baja provincial. Se trata de Julieta Quintero, ex edil (también fue secretaria) que además ganó terreno al desplazar al ex presidente del deliberante, el caído en desgracia Fernando Ponce, como principal referencia de la Juventud Pro.

Mientras tanto, coquetea con la posibilidad de anotarse en la carrera por la Gobernación, aunque no tiene reparos en asumir que el diputado nacional Diego Santilli "es un buen candidato".

Conformó anunció NOVA oportunamente, conformó un núcleo de poder con intendentes como Darío Grindetti (que pegó un portazo a la mesa de conducción del Pro), bautizado "Juntos Hacemos".

La creación de ese espacio le da autonomía territorial en el delicado juego de equilibrios y "toma y daca" que transita el partido amarillo, donde a escala nacional las principales fichas las juegan Horacio Rodríguez Larreta, su ex socio y mentor Mauricio Macri y la siempre combativa Patricia Bullrich, titular del partido a nivel nacional. Garro está alineado al larretismo pero no deslegitima la figura de Macri, que en el último par de meses copó la escena opositora a la Casa Rosada.

En ese sentido, el debate por la incorporación o no del libertario Javier Milei al armado de Juntos no es un problema para Garro. En más de una ocasión se refirió al tema con un mensaje claro: en su idea de ampliación de espalda política entran todos menos los camporistas.

Construir y esperar

En el entorno de Garro se entusiasman con mantener el control del Palacio Municipal de calle 12. De hecho lo dan como sentencia juzgada. E imaginan un crecimiento provincial que lo ubique entre "los candidateables" para suceder al gobernador cristinista Axel Kicillof.

En el plano local, las chances de que el peronismo le arrebate el municipio son exiguas. Puede volver a jugar la diputada albertista Victoria Tolosa Paz, su vencedora en la interna del 2019 Florencia Saintout (titular del Instituto Cultural) o algún tapado "que no mueva el amperímetro", tal como razonan en calle 12.

En las últimas semanas, a ese “tapado” le apareció nombre y apellido. Se trata del rector de la UNLP, Fernando Tauber, que hizo coincidir pronunciamientos contra la gestión municipal en actos académicos institucionales cuestionando duramente la gestión del garrismo.

La última puesta en escena del referente académico –alineado a La Cámpora- se dio en el marco de una reunión que mantuvo, días atrás, con referentes de Vialidad Nacional, con motivo de analizar y proyectar avances en la ampliación del circuito de la autopista Buenos Aires-La Plata.

Lectores: 260

Envianos tu comentario