Panorama Político Platense
Generales 2021

Se vive la comodidad de la derrota en el Frente de Todos platense

El peronismo platense no mueve un dedo en busca de captar más votos y todo indicaría que están conformes con la última performance de las PASO. (Dibujo: NOVA)

El duro golpe electoral que sufrió el Frente de Todos en las PASO del 12 de septiembre, lejos estuvo de provocar incomodidad entre los diferentes espacios que los integran y a pesar de las manifestaciones y promesas sobre multiplicar los esfuerzos para revertir los resultados, todos parecen conformes si se repite el escenario el 14 de noviembre.

Para entender la "comodidad" del momento elector es necesario desglosar el escenario interno del FdT, la relación de fuerzas y, sobre todo, atender a que espacio reporta cada uno de los candidatos que tienen asegurad un lugar en el Concejo Deliberante y la Legislatura si no hay cambios en las generales.

El primer candidato a diputado provincial, Ariel Archanco, es un dirigente del peronismo K, que se autodenomina a si mismo como la "continuidad" del proceso que inició la siempre derrotada Florencia Saintout, y tiene garantizada una banca con solo el 16,66 por ciento de los votos, por lo que él y su espacio pueden dormir tranquilos a la espera de los comicios.

También en el nivel seccional, pero, en segundo término, aparece Lucía Iañez, funcionaria del ministerio de Justicia que reporta políticamente a Julio Alak. También tiene su lugar asegurado aún si los resultados reflejan una baja importante en la cantidad de votos del peronismo en el mes de noviembre.

Mas atrás aparece Juan Martín "Tachu" Malpeli, integrante del massismo y hombre cercano a Raúl Pérez. Los números lo dejan afuera de la cámara, pero tiene garantizada su continuidad en el ministerio de Transporte, por lo que por ahora tampoco en su caso la derrota tiene costo.

En el nivel local, si se repiten los resultados y no hay sorpresas con una tercera fuerza que supere el 8,33 por ciento de los sufragios, el reparto de bancas en el Concejo Deliberante será de siete para Juntos y 5 para el peronismo, y el peor escenario posible podría determinar que esa relación sea de 8 a 4 si Julio Garro logra alcanzar su marca histórica y sus rivales no se mueven.

Es decir que el ex juez Luis Arias será concejal a partir del 10 de diciembre de este año y finalmente podrá iniciar formalmente su carrera hacia la intendencia, con la que sueña desde que ocupaba el juzgado federal contencioso administrativo de La Plata.

En este caso el segundo lugar en de Cintia Mansilla, una ignota dirigente vinculada a Quebracho, que fue impuesta por Victoria Tolosa Paz, que también llegaría a una banca sin problemas, lo que le permitirá a la candidata a diputada nacional contar con un alfil en el concejo.

También Guillermo Escudero llegará al recinto garantizando la continuidad del bruerismo en términos institucionales, por lo que se mantendrá el equilibrio de fuerzas entre todos los espacios con representación en las listas, ya que a partir del cuarto lugar y con los datos actuales cualquier nombre que se sume será ganancia pura para el FdT.

Con la desconfianza reinante entre las diferentes facciones del FdT, el equilibrio de la derrota creó una limitada, pero muy funcional zona de confort, que les permite a todos los dirigentes quedarse con un pedacito del reparto del poder, con un agregado extra que es la baja performance de Tolosa Paz en relación al resto de las categorías.

Con la elección prácticamente servida en mano para Garro, los números de la lista nacional dejan a la ex titular del Consejo Argentina contra el Hambre casi fuera de carrera para el 2023, le dan una vida extra a Saintout y posicionan a Arias como un emergente que deberá demostrar en los hechos que tiene pasta para la política.

Lectores: 300

Envianos tu comentario