Opinión
El nuevo armado repercute en el Concejo

Rumbo al 10 de diciembre, Garro tiene al nuevo gabinete en el horizonte

Como adelantó NOVA, el ex lilito Oscar Negrelli sería “despachado” y Nelson Marino podría presidir el cuerpo deliberativo. La UCR perdería un lugar estratégico (Dibujo: NOVA)

En medio de versiones y especulaciones de todo tipo tras conseguir retener las riendas del municipio, el intendente Julio Garro gasta gran parte de las horas en rediseñar su organigrama de gestión.

En ese marco, de cara al recambio programado para el próximo 10 de diciembre, uno de las novedades será el reflotamiento de la secretaría general, un posible desdoblamiento de Obras Públicas y la fuerte incidencia de estructuras para trabajar en los barrios, sobre todo la periferia.

Este medio ya describió la interna que se da en el Palacio en torno a la polémica figura de Oscar Negrelli, el todavía coordinador que anunció hace un largo tiempo –ante la incredulidad de quienes lo conocen- que este año se alejaría de la política.

Justamente la secretría general fue la dependencia disuelta cuando, resistido, el ex concejal “lilito” –también fue diputado bonaerense- llegó al equipo de Julio Garro, que por ahora se mueve con hermetismo mientras evalúa nombres para cargos, en un esquema que incluirá disolución de áreas y posibles fusiones.

“Julio quiere oxigenar la gestión” se oyó decir en uno de los principales despachos de calle 12. En ese contexto, habrá lugar para funcionarios de extracción peronista –dos de los que tienen esa "condición" son el Secretario de Espacios Públicos Marcelo “Chuby” Leguizamón y Luis Barbier, en Obras Públicas-.

Se dice además que habría un lugar asignado para el concejal Fabián Lugli, que se distanció del resto del peronismo cuando se eligieron autoridades del cuerpo, tras la salida de Fernando Ponce, y tuvo un rol activo en la campaña que depositó a Garro en la reelección.

Si Babier, como se especula, deja la secretaría de Obras, podría ir a reemplazar a la mano derecha del alcalde, Nelson Marino, como secretario de Gobierno, un cargo con más influencia directa en las acciones de gestión

Como ya anunció también NOVA, el hombre de confianza del intendente tiene chances de presidir el Concejo Deliberante –asumirá en diciembre, después de ingresar en quinto lugar de la lista-, cargo que por ahora ostenta otra de las concejales del riñón: Ileana Cid, que volverá con seguridad al Ejecutivo.

En ese caso, quien pierde terreno para presidir el deliberante es Javier Mor Roig –con sobrevida en el recinto- y Darío Ganduglia, quien ingresó encabezando la nómina que venció al peronismo en octubre, no ocuparía una banca el año próximo para seguir en la estratégica cartera de Seguridad, uno de los puntales de la gestión

Uno de los espacios constituyentes de Juntos por el Cambio que perdería una secretaría estratégica para que la edil Julieta Quintero se haga cargo de la dependencia es el radicalismo. La secretaria privada de Garro podría desplazar a Raúl Cadaá en esa sensible área. Todavía nada está definido.

Lectores: 612

Envianos tu comentario