Panorama Político Platense
El escenario

Rumbo 2023: la danza de aspirantes del FdT para disputarle a Garro la intendencia

La Plata renueva 12 escaños en el Concejo y sus tres cupos de Sección única como capital provincial en el Senado bonaerense. (Dibujo: NOVA)

En el enjambre de precandidatos del Frente de Todos ya hay varios anotados. En general quieren sacar al dos veces intendente platense del JxC Julio Garro del sillón de calle 12, y en plena temporada estival, ningún dirigente del panperonismo se quiere quedar afuera de esa pelea, que de antemano, a ojos del oficialismo gobernante, “ya está ganada”.

Ya se dijo en este medio a través de voces experimentadas del pejotismo local: "Son a lo sumo dos candidatas, los demás se anotan para subirse el precio y sentarse en una banca o negociar algún cargo ejecutivo”. La lógica de siempre. Nada que descubrir.

Claro está, los nombres son los mismos del último turno electoral por el ejecutivo: Florencia Saintout y Victoria Tolosa Paz, quienes cosecharon más volumen de votos en la derrota del 2019, cuando en la suma de sus cinco precandidatos el peronismo le sacó ocho puntos a Garro en las PASO, pero después el alcalde del PRO dio vuelta los guarismos para garantizar su primera reelección (desplazó a Pablo Bruera en 2015).

Hoy el tablero político se mueve pero está verde. Tiempos de instalarse, sondear alianzas y mostrar gestión. Tolosa Paz desde el ministerio de Desarrollo Social de Nación en nombre del albertismo y Saintout con los pies en Provincia al frente del Instituto Cultural, donde fue designada por Axel Kicillof tras la última legislativa. Por portación de camporismo, al gobernador cristinista le conviene una figura local que tenga sintonía con el Instituto Patria, y en ese sentido, la ex decana de Periodismo suma.

En el enjambre de aspirantes hay de todos los colores: nombres como el de Guillermo Escudero, hoy concejal, único exponente del bruerismo con un relativo reconocimiento público: la carta que jugó el clan Bruera (que incluye al dos veces jefe comunal, al ex edil y diputado Gabriel Bruera y al Mariano Bruera, quien domesticaba "la calle" en tiempos de bonanza), después de que el apellido quedó manchado por la catastrófica inundación del 2013, que dejó una cifra "oficial" de 89 ciudadanos muertos.

La lógica es la de siempre: anotarse y después negociar. Claro está, no siempre funciona. En el Concejo también hay nombres que asoman, sin chance alguna de cosechar un volumen respetable de votos para llegar al Palacio de calle 12 y destronar a Garro.

Por nombrar dos: Guillermo Cara, referente de la JP (distanciado de La Cámpora, con quien mantiene una relación tirante) y Paula Lambertini, del riñón del ex jefe de Gabinete bruerista Santiago Martorelli, quien lisa y llanamente se adueñó del manejo de las cooperativas barriales.

El "Chancho" (como lo bautizaron en el microclima político) supo aliarse con los Bruera tras romper con Emilio Pérsico el ex heladero, jefe junto a Fernando "Chino" Navarro del Movimiento Evita, hoy principal sostén en la calle del albertismo.

El rol de Alak

Siempre a la sombra de los movimientos políticos de la ciudad que gobernó por 16 años (1991-2007), el ministro de Justicia y Seguridad de Kicillof tiene órdenes de monitorear el tablero de ajedrez de la Octava, aunque su poder de fuego y territorial ya no sea el de antes.

Su mesa chica, que en tiempos de gestión supo tener nombres de peso como el de Juan Amondarain, Raúl Pérez (hoy operador de Sergio Massa), Carlos Bonicatto, Alberto Delgado y Carlos Martínez, se redujo a medida que se fue alejando del día a día de la ciudad y ubicando en cargos ejecutivos claves como administrador de Aerolíneas Argentinas, ministro de Justicia de Nación y el mismo cargo que ostenta en Provincia, todo bajo el paraguas del kirchnerismo.

No será candidato pero su lapicera pesa a la hora de dibujar las listas. Tuvo representación regular en el deliberante platense incluso después de perder la comuna, con ediles como su coterráneo de Benito Juárez Sebastián Tangorra o Teresa Urriza. Su último delfín fue Norberto "Chucho" Gómez, funcionario de ANSES y logró colocar a Lucia Iañez en la Cámara baja en la última legislativa, donde la sección renovó sus seis diputados.

No tuvo esa suerte en la última elección del PJ, donde el camporismo copó los principales cargos. El diputado Ariel Archanco preside la sede partidaria de calle 54. Equilibrista del poder y pragmático, modeló al propio Garro desde que le dio visibilidad al darle el manejo de La Plata Fútbol Club.

Garro después de un mandato en Diputados (2009-2013), tomó vuelo propio y en el 2015 sacó de la comuna a Bruera. Algunos sostienen que fue su forma indirecta de reivindicarse tras su derrota del 2007, en manos de su ex aliado y después principal rival local Pablo Bruera, que le peleó la intendencia desde su sello vecinalista Frente Renovador Platense.

Los cargos en disputa

La Plata renueva 12 escaños en el Concejo y sus tres cupos de Sección única como capital provincial en el Senado bonaerense.

Lectores: 288

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: