Perfiles urbanos
Acostumbrados a un triste escenario

Para Cambiemos no existen: crece la cantidad de personas en situación de calle

En calle 53 entre 7 y 8, un hombre duerme en la calle desde hace meses. (Foto: NOVA).

Por Iris del Carmen Legarreta

Como lo hago habitualmente, paso caminando por calle 53 entre 7 y 8, pleno centro platense. En el umbral de uno de los ventanales de la sede del Club Estudiantes observo una escena que ya es repetida y a la que no quiero acostumbrarme: un hombre acostado, acurrucado, tratando de descansar.

Estoy emponchada, está lluvioso, fresco y ventoso. Sin embargo, este hombre está a penas cubierto en parte por una manta, pero con sus pies descalzos. Mientras la gente camina por la vereda como si fuese parte del paisaje, él está solo, sin nada ni nadie a quien le importe.

Frente a la Legislatura, a metros de la Casa de Gobierno, allí está todos los días: con sol o nublado, con calor o frío, abandonado a su suerte, quizás peor que cualquier animal salvaje.

A pesar de ser un pueblo cristiano, este hijo de Dios está excluido del sistema: algunos van al otro lado del mundo a saludar al Papa Francisco y sacarse una foto junto al máximo pontífice, pero no se inmutan al ver una persona durmiendo a la intemperie.

La desidia y el desinterés de los gobernantes de esta Ciudad por los que menos tienen son preocupantes, , con la complicidad de un pueblo dormido. Basta con caminar por el centro y ver gente tirada, intentando sobrevivir, o algunos ya resignados a que les llegue el día.

Hasta no hace mucho, desde la Comuna pedían a los vecinos que avisen si veían un ciudadano en situación de calle, para acobijarlo y brindarle comida y contención. Hoy, para el gobierno de Cambiemos, las personas en situación de calle no son ciudadanos, no son vecinos, no son nada.

Lectores: 620

Envianos tu comentario