Panorama Político Platense
El escenario

"Palo a palo" y a la Justicia electoral: Alak y Garro en un mano a mano reñido y con final abierto

Los candidatos a intendentes Julio Garro de Juntos por el Cambio (JxC) y Julio Alak desde Unión por la Patria (UxP). (Foto: NOVA)

La noche del domingo 22 se vivió en La Plata a dos puntas: el oficialismo municipal encabezado por Julio Garro y la oposición de UxP comandada por el ministro de Justicia bonaerense Julio Alak “contando los porotos” en una cuenta regresiva frenética que tuvo a ambos candidatos encabezando el triunfo en el marco de una noche que se estiró más de lo esperable.

Los números de votos cosechados hablaban según quién los contase. El minuto a minuto en los búnkeres de ambos frentes –ubicados a menos de 400 metros de distancia- se consumía.

Con menos del 26 por ciento de los votos contados, apenas pasadas las 19 horas, el alakismo festejaba una distancia de poco menos de 4 mil votos sobre Garro en la periferia. Faltaba contabilizar casi todo el casco urbano -200 mil habitantes, casi el 70 por ciento habilitados para sufragar- y los de la zona norte, favorable al actual intendente.

Fue cuando el alcalde de JxC comenzó a achicar la diferencia y en el búnker de 10 y 51 las caras de preocupación fueron mutando en una mesurada euforia. “En La Plata no kirchnerista, en La Plata no…”, se escuchaba. El único candidato del espacio presente, que tuvo un breve diálogo con la prensa, era Marcelo Leguizamón, que entrará como senador provincial.

Más tarde llegarían el radical Diego Rovella (presidente del bloque JxC), el titular del Concejo, Darío Ganduglia y Pablo Nicoletti, titular de la Junta Central de la UCR local.

En el medio, hubo cruces de militancia en la calle con cánticos y chicanas pero la cosa no pasó a mayores y todo quedó en un juego de liturgia política. La policía reforzó la zona “por si las moscas”.

Después de un breve lapso de “empate técnico” (término que se adapta a la actual situación, con casi el 100 por ciento de las mesas escrutadas), Unión por la Patria comenzó a remontar y el ánimo bajó los decibeles en el oficialismo platense. Ya se estaba anunciando la presencia del gobernador Axel Kicillof en la sede de 54 entre 10 y 11. El economista ganó en Provincia por más de 20 puntos de diferencia y se aseguró cuatro años más en el sillón de Dardo Rocha.

En el Instituto de Formación Política histórico del alakismo estaba el camporismo en pleno (la flamante senadora Florencia Saintout, el titular del PJ Ariel Archanco, entre otros) y las viejas y nuevas generaciones del oriundo de Benito Juárez.

Julio Garro iba a llegar tarde, como finalmente ocurrió, para aclarar (rondando las 2 am del lunes) en tono mesurado que había “900 mesas recurridas” y barrios en los que se “ganó cómodo” en las primarias donde los resultados, sugirió, le parecían sospechosos. Consultado por NOVA, cuestionó el festejo anticipado del peronismo.

Alak ya había tuiteado adjudicándose el triunfo y después apareció en el búnker de calle 54, que ya explotaba de militancia. Después también usó la red del ex pajarito Garro, para poner paños fríos y mostrar los cómputos propios.

“Por nuestro centro de cómputos, escrutado el 99,4 por ciento estamos ganando por 1700 votos”. “El cómputo provisorio del correo ha llegado al 92 por ciento”, posteó a las 23.35 "el Turco".

Garro, más cauto, reaccionó después: “Con el 99.5 por ciento de las mesas escrutadas en nuestro centro de cómputos, estamos superando al candidato de UXP por 1496 votos”, publicó cuando habían pasado 9 minutos de este lunes. “Por 204 votos de diferencia te hago abrir todas las urnas”, susurraron en el garrismo.

Pero todo comenzará a definirse este miércoles con el recuento oficial de sufragios y es probable que la disputa se defina en la justicia electoral. El hombre a cargo de inclinar la balanza, en caso de “desacuerdos” de este calibre, es Alejo Ramos Padilla, quien en febrero del 2021, tras la muerte del histórico magistrado Humberto Blanco, juró como juez federal de La Plata con competencia electoral en toda la provincia de Buenos Aires.

La novela de enredos formalizada en la elección municipal de la capital bonaerense más pareja de la historia continuará. Por ahora, con final incierto.

Lectores: 660

Envianos tu comentario