Información General
Se llama Sergio Bruno

Orgullo: el docente platense que no para de recibir premios por su proyecto de ciencia para los estudiantes

El profesor Sergio Bruno de La Plata cobró renombre público hace poco más de dos años, cuando se conoció su proyecto transmedia "Física va a Marte".

El profesor Sergio Bruno de La Plata cobró renombre público hace poco más de dos años, cuando se conoció su proyecto transmedia "Física va a Marte", que se llevó a cabo en varias secundarias de la ciudad con el objetivo de acercar a los estudiantes a la ciencia de una forma divertida y lúdica.

A partir de la iniciativa, que contó con apoyo de la UNLP y el Museo de Física, Sergio Bruno fue seleccionado ahora por una prestigiosa organización internacional como uno de los 24 maestros semifinalistas de un concurso denominado "Docentes que inspiran".

La Fundación Varkey, que llevó adelante la selección entre unos 2000 docentes de todo el país, explicó que los preseleccionados fueron elegidos "por su dedicación y compromiso con la educación argentina".

El profesor platense viene de ganar el año pasado, también con "Física va a Marte", el Premio Espiral Internacional (Peonza de Oro) en la rama de Educación y Tecnología, que se celebró en Madrid, España, en donde representó a la Argentina.

Según explicó durante aquella premiación, "este proyecto está plenamente vinculado a la formación integral de las personas y a la construcción de una identidad comunitaria basada en la solidaridad".

A partir de la trascendencia internacional de la novedosa movida educativa, recibió, a través de otra fundación, una invitación para participar de una audiencia con el Papa Francisco en el Vaticano.

La propuesta se aplicó en principio con alumnos y profesores de las escuelas públicas platenses EES 32, EES 33 y EES 8, entre otras. Pero además logró trascender las fronteras, ya que actualmente se está llevando adelante en países de Europa como España y Ucrania, comentó el docente.

En el proyecto, planteado en formato de historieta, hay dos etapas donde los estudiantes se ayudarán unos a otros entre los que “quedan en la tierra”, quienes tienen conectividad y los que quedaron “varados”, quienes no tienen conectividad. A través de un juego imaginario, las dos etapas se articulan para aprender los conceptos de forma teórica y práctica.

Lectores: 550

Envianos tu comentario