Berisso
Protesta

No le renovaron la beca y se encadenó en la puerta del Hospital de Berisso

Viviana se desempeñaba en el sector de vigilancia.

Este martes 12 de enero, Viviana, extrabajadora del Hospital Mario Larraín de Berisso, se encadenó en la puerta del nosocomio para pedir por su reincorporación laboral.

En diálogo con este medio, la mujer explicó que, por medio de una beca de contingencia, prestó sus servicios en el área de vigilancia a lo largo de los últimos seis años, pero en los últimos días la misma no fue renovada. De allí la decisión de instalarse en el ingreso al centro asistencial.

“Cuando esta mañana me dirigí a la dirección para plantearle mi situación al director Ricardo Baudino, él me respondió que la encargada de los vigiladores, la señora Nora Estela Castaño, no quería que yo siguiera con mis labores, porque supuestamente yo tenía problemas con el personal”, explicó, dejando asentado de que “eso es una mentira”.

Cuestión que fundamentó a través de documentos firmados por compañeros de los distintos sectores como camilleros, enfermeros y médicos que refutaron los dichos de Castaño, que también estarían comprometiendo la continuidad de otros tres trabajadores.

Viviana es madre de cuatro hijos y vive con su madre discapacitada de 89 años de edad, pero a su vez ayuda dos hermanos también discapacidad; por lo cual, toda una familia depende de este único ingreso que se le fue rechazado.

“Yo me voy a quedar acá hasta que me den una respuesta favorable, y que me renueven la beca. Porque esperé durante seis años para que me pasen a planta como prometieron, no para que me echen”, concluyó, a la espera de una solución.

Lectores: 145

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: