Martín Vestiga
Una producción de NOVA

Martín Vestiga y más entretelones sobre la edil K que ya no estaría tan en Paz

Martín Vestiga (Dibujo: NOVA)

Sagaz como siempre. Intrépido e inquisidor. Adjetivos que sólo califican a Martín Vestiga, un asiduo colaborador de NOVA que vive trabajando y que, en sus ratos libres, investiga como pocos. Todo un adicto a su profesión.

Sigo gastando esta malditas suelas y mientras recojo repercusiones de una edición anterior de esta tradicional y sonora columna, esta vez esquivo un bar en el que prácticamente me cansé de sentarme y elijo el siempre sutil y expansivo verde de esta ciudad, que te ofrece plazas y parques cada 600 metros como para descansar un poco la mente.

Pero imposible descansar la mente si uno divisa a la distancia el andar de paso ligero del inefable informante Martín Fiel, un tipo -lastimosamente tocayo- que se cansó de gastar fortunas ajenas en cabarets, clubes nocturnos de mala muerte y fiestas sorpresas en la que uno puede encontrar prácticamente de todo...

-Heyyy, Martín-, me grita mientras guarda el celular en el bolsillo, y como quien no quiere la cosa, saluda a gente que seguramente ni conoce sólo para simular algún grado inexacto de aceptación social y popularidad.

(No me queda otra que hablarle), pienso, y al instante dijo: -¿Cómo va usted?-

-Acá pifiando... Pero no te voy a marear con problemas propios, al grano: estarás enterado de que se armó un revuelo importante por las indiscretas correteadas de una edil kirchnerista de La Plata, que como se sabe hace "la V de la Victoria" entre otras cosas, y como también se sabe sería más rápida que acreedor del Estado argentino a la hora de ir a cobrar un cheque.

-Si Martín -contesto a secas-, estoy enterado pero no tuve más datos del culebrón de la esposa del millonario que a pesar de ser  “vaca cruzando el río, porque lo único que se le ve, son los cuernos”, le sigue financiando participaciones estelares en programas del prime time.

-Bueno, te tiro más data: el supuesto amante sería un joven asesor que "invierte sus horas" aconsejarla en cuestiones de comunicación y la acompaña siempre a canales, radios y a cuanto medio de comunicación se le antoje ir...

-Aha...-, le digo, semi-asombrado...

-Sigue la cosa: al parecer en una reciente reunión de la militancia, "Pepe", el hombre con sobrehuesos en la cabeza, cayó con una campera del chabón en la mano y muy enojado se la reboleó al dicho de "dejá de olvidarte cosas en el auto de mi mujer", ante el rostro atónito de los presentes.

-Upa, que novela-, le contesto ya con más ánimos.

-Para terminar, mi querido  Tincho-, agrega, mientras fuma, sin prisa: se dice que el pata de lana aprovecha a cerrucharle las bases al canoso millonario cuando éste acude religiosamente a un importante club de la coqueta zona norte de la ciudad...

-"De los cuernos y de la muerte no se salva nadie...", recuerdo mientras le estrecho la mano y lo saludo simulando agradecer el tiempo y la info de un personaje tan extraño...

Sé que estás buscándome en otra piel, y que olvidaste el valor de ser fiel...

Lectores: 258

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: