Martín Vestiga
Una Producción de NOVA

Martín Vestiga y el funcionario platense que vacaciona pero manda a decir que "está ocupado"

Martín Vestiga (Dibujo: NOVA)

Sagaz como siempre, intrépido e inquisidor. Adjetivos que solo califican a Martín Vestiga, un asiduo colaborador de NOVA que vive trabajando y que, en sus ratos libres, investiga como pocos. Todo un adicto a su profesión.

Verano 2018 en La Plata, sol ardiente que quema hasta los pies de los caminantes que usan los zapatos de mejor suela…, la calle parece un páramo y yo, sin demasiado que hacer, con gotas gruesas en la frente, me siento en uno de esos bares que uno no sabe si están abiertos en estos tiempos por necesidad o porque el dueño prefiere atenderlo antes que bancarse a su mujer en la casa.

En eso pasa por la esquina  -y me hace un guiño- una de mis flamantes informantes, Elva Gancia, que, como yo, se quedó en la capital bonaerense a falta de dinero para vacacionar aunque sea en Punta Lara.

Elvita, que es nueva en esto pero de inexperta no tiene nada, se la pasó todo diciembre y parte de enero husmeando entre las hendijas del Palacio Municipal. Y me tiró alguna “perlita” de la gestión de Cambiemos. Entre agua con gas y un café que le invité de gentilhombre nomás, me cuenta que hay un director que “está en falta pero no es de Faltas”. “Un tipo de esos que no tiene ninguna virtud como para representar el famoso Cambio”, me define.

“La cuestión Martín es que ahora está de vacaciones pero jamás se tomó licencia formalmente. Y para colmo dejó en su reemplazo a un representante de una cooperativa para atenderle el kiosco”, relata mi fuente entre sorbo y sorbo.

“La política no cambia más”, pienso, mientras le dejo unas monedas a un pibe que me extiende la mano en gesto autómata y pienso de quién se tratará el personaje en cuestión.

“Para más pistas, tiene a su cargo personal contratado  y un plantel entero de abogados ; sin embargo quien sería su reemplazante natural, o sea su subjefe, también se fue de vacaciones y cuando llaman preguntando por él la respuesta es que `se encuentra en una reunión`”, me complementa Elva, que no se cómo hace para no transpirar una gota con el calor que hace.

Mi fuente me saluda con un beso en la mejilla izquierda y antes de marcharse me agrega que el caso de los “veraneantes sin licencia” ya empezó a generar cortocircuitos y malestares en la muni. “Para Elvita, ¿dónde trabaja esta gente…?”, le pregunto, estimando por deducción y conociendo “el paño” de que se tiene que tratar de la secretaría de Seguridad.

“Apremios de Legal y Técnicaa!”, me grita, antes de doblar la esquina con rumbo incierto y perderse entre las sombras de los árboles

Y yo me quedo pensando, ya que es lunes 29, en que a la noche me voy a comer un buen plato de ñoquis….

Lectores: 233

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: