Martín Vestiga
Una producción de NOVA

Martín Vestiga: La runfla arrancó garrocha, y garrocha adelantándose por derecha

Martín Vestiga siempre atento a los chimentos políticos de todo lo que pasa en La Plata. (Dibujo: NOVA)

Sagaz como siempre. Intrépido e inquisidor. Adjetivos que sólo califican a Martín Vestiga, un asiduo colaborador de NOVA que vive trabajando y que, en sus ratos libres, investiga como pocos. Todo un adicto a su profesión.

Tres días de lluvias en la ciudad de La Plata, sin auto y con unas ganas de salir bárbaras me encuentro con una cuarta jornada también nublada y con un rocío molesto que te empaña los anteojos.

Aún con en bata y pantuflas, saboreando un cappuccino, me quedo mirando por la ventana con un dejo de angustia de pasar otro día adentro cuando lo veo pasar a Pedro Gadicto, un gran amigo de la infancia.

Pedrito estudió de plomero en un curso que hizo en una ONG barrial. La primera conexión que hizo usted abría la canilla de la cocina y salía agua por la llave de luz. Con las ancianas del barrio siempre fue simpático y, a pesar de sus cagadas, siempre lo contrataron. A decir verdad, le dicen reuma porque ataca a las viejas.

Allá lo veo pasar al amigo con un caño de PVC como de dos metros y le grité para sorprenderlo si iba a concursar en el salto de garrocha de los Juegos Olímpicos.

-Hola Martincito, querido -me dijo y se quedó a charlar-. no me alcanza la plata, ni por los trabajos de plomería ni los chiches extras que les hago a las viudas.

“Hablando de garrocha -me tiró-, hay varios garrocheros en La Plata”. “Contame Pedrito, por favor”, le rogué.

-Vos viste, Martín que la dispersión del pensamiento suele pasar por estadios borrosos para muchos churrasqueros que, sin ponerse colorados, salen a quebrar lanzas por diferentes candidatos esperando meter el tenedor- me contestó.

El abuelo de Pedro era un tipo muy culto, Don Gadicto, y a este algo le quedó: Ya son varios los garrocheros que se aferran a la frase de Groucho Marx que reza: "Éstos son mis principios, y si no le gustan, tengo otros", abundó.

-Contá, contá -le supliqué interesado en quién me iba a nombrar.

Me dijo, según parece, hay un senador provincial de la tercera que el peluca Milei le dio rienda suelta para armar en todos lados. Acá en La Plata, le tiró la soga a uno que estaba en turismo con Julio Garro y a otro que comió del peronismo, del kirchnerismo, del Frente Renovador y ahora metió cargo en la Legislatura con La Libertad Avanza.

Estos tipos entraron a armar políticamente en la ciudad con otros tipos que acomodan su posición para el lado que va el viento. La mayoría vecinalismo.

-Viste que el vecinalismo garpa como loco, Martín es cuestión de juntar cinco vecinos de un barrio, diez del otro y te termina pagando una fuerza política. Es más, uno de estos dos, en octubre del 2023, armó para Garro y para Alak, pero terminó cerrando con LLA, mirá si es bicho- me contó casi a los gritos Pedro Gadicto.

- Te pregunto algo, Pedro querido…. -lo frené antes que se vaya, porque me intrigaba de donde había sacado tanta información. Me aseguró que era de buena fuente porque le está haciendo unos trabajitos “especiales” a un tía cercana a uno de estos dos garrochistas que organizan comidas y sacan fotos mostrando desarrollo territorial.

- Me voy (me dijo), pero antes tiró que “te debo lo de de otro garrochista, el evangélico, que fue vecinalista, después funcionario, candidato a consejero y ahora está cerrando trato en su nueva casa, pero eso más tarde”.

El camaleon, mama,

El camaleon

Cambia de colores

Segun la ocacion

Tu corazon, nena,

Tu corazon

Cambia de colores

Como el camaleon

Lectores: 136

Envianos tu comentario