Magdalena
Negociados en la Comuna gobernada por Cambiemos

Magdalena: Peluso quiere desalojar a una familia agraria para un supuesto negocio inmobiliario

María y Wilson Baldivieso, hijos de Paulino Baldivieso y María Calizaya, la familia que fue apretada por el intendente de Magdalena Gonzalo Peluso. (Foto: NOVA).

A la semana de asumir, el intendente Gonzalo Peluso advirtió que iba a requerir las tierras donde la familia Baldivieso - Calizaya vive y desarrolla una huerta orgánica en la localidad de Bavio. Días después de aquel aviso, el propio delegado comunal se dirigió al lugar e increpó a la familia para que desalojaran su hogar.

Cada vez que asume un nuevo gobierno distrital, el flamante intendente debe abocarse y resolver un abanico de cuestiones de traspaso y gestión que llevan algunos meses hasta que la estructura esté aceitada. Sin embargo, desde el minuto cero, la preocupación principal de Peluso estuvo enfocada en esa parcela de tierras (entre otras que vamos a ir denunciando desde este portal de noticias), al punto de enviar una topadora a arrasar con el lugar. Sin titubear, la mujer de la casa se plantó frente a la máquina y no le permitió cumplir con su cometido.

Consternado, el pueblo de Magdalena no comprendía la finalidad de esta decisión adoptada por el jefe comunal y sus socios más cercanos dentro del gabinete Municipal. Sin embargo, un rumor que trascendió los pasillos de la Comuna terminó de aclarar el panorama: Peluso estaría encarando negocios inmobiliarios en distintos lugares del Partido, y estas parcelas serían uno de los lugares más preciados por los inversores.

Paulino Baldivieso y María Calizaya llegaron a Magdalena hace más de 18 años, momento en que comenzaron a trabajar en un proyecto de agricultura familiar del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) y el Centro de Educación Agraria de Bavio N° 16. Por su humildad, sencillez y espíritu laborioso se ganaron la simpatía de los habitantes de este pueblo rural.

En aquel entonces, se firmó un convenio donde la Comuna le cedió el lugar a la familia para que trabaje la tierra, actividad agrícola que actualmente sigue desarrollando. Con el tiempo, según el argumento expresado por Peluso para apropiarse de la mencionada parcela, el convenio (del cual también participaba Nación), caducó.

Ellos son padres de María y Wilson Baldivieso. La hija se recibió de docente y actualmente trabaja en una Escuela; el hijo está estudiando medicina físico nuclear. Sin bajar los brazos, la pareja siempre se esforzó y trabajó duro para darle la mejor educación a sus hijos; a pesar de ello, hoy son apuntados como “delincuentes” por los funcionarios de Cambiemos, que vacíos de sensibilidad, solo buscan acrecentar sus arcas personales.

En relación a los intentos de la topadora de arrasar el lugar, Wilson afirmó: “Aprovechan cuando no estamos o vamos a almorzar para hacernos algo”. Asimismo, María añadió: “Fuimos a buscar al intendente al Municipio y nos mandó a responder que ya lo habíamos hablado. Sin embargo, nunca tuvimos conversación con él. ¿Es un monólogo? ¿Habla y se responde?”.

Para ampliar el tema, NOVA se comunicó con dirigentes políticos de la oposición, quienes repudiaron el accionar de Peluso. Patricia Añaños, candidata a primera concejal por Unidad Ciudadana, detalló: “El Municipio quiere recuperar esas tierras, pero no está en claro el fin, porque tampoco le saben explicar a la familia el motivo”. Asimismo, añadió que la manera en qué ha procedido Peluso es lo que molesta: “Si realmente quiere las tierras para un proyecto para la ciudadanía, lo lógico es que le dé tiempo a la familia y la relocalice, pero parece que el objetivo es otro”.

Por su parte, Luciano Lencina, segundo candidato de la mencionada Lista, sostuvo: “La Municipalidad los quiere desalojar de un día para otro y dejarlos en la calle, cuando su único ingreso es la venta de productos orgánicos a la comunidad”.

Además de comercializar los productos que cosechan en su tierra, llevan a cabo tareas comunitarias y le abren las puertas de su hogar para que estudiantes universitarios de la Facultad de Agronomía (UNLP) puedan realizar sus prácticas.

Por otro lado, es importante aclarar que la familia no tiene actividad política partidaria y no integra ninguna agrupación, que en un principio podrían haber sido las razones del ensañamiento de Peluso. Hoy, las razones están claras y NOVA va a seguir desenmascarando los negociados oscuros de un gobierno que prometió transparencia pero jamás la aplicó.

Lectores: 462

Envianos tu comentario