Panorama Político Platense
El escenario político

Las esquirlas de la bomba de la Gestapo macrista no hicieron mella en el búnker de Garro

La Gestapo macrista no ha dañado en absoluto la imagen del intendente de La Plata, Julio Garro. (Dibujo: NOVA)

El escándalo de la Gestapo macrista dejó al desnudo en las últimas semanas el entramado de operaciones políticas entre el oficialismo y la oposición, e impactó de lleno en el centro neurálgico del vidalismo tras el cierre del año electoral.

Fueron varios los dirigentes de Cambiemos que quedaron en "off side" una vez que trascendió la foto en las instalaciones de la sede del Banco Provincia, entre ellos el intendente Julio Garro, quien a pesar de ello se desmarcó con cintura una vez que el problema le estalló en la cara.

Apoyado en la solidez de su gestión y blindado por ser uno de los referentes territoriales qué más votos aportó al triunfo de Juntos en la última elección, Garro desairó las acusaciones en su contra y acusó una "operación" política. "¿A dónde nos estamos metiendo? Me siento un poco víctima?", dijo oportunamente al referirse a las grabaciones que lo mostraron en "la mesa antisindical" en el 2017.

En las últimas horas, desde su entorno salieron a minimizar las declaraciones de un empleado de carrera del banco, que aseguró ante el juzgado de Ernesto Kreplak que el salón donde se realizó la reunión de la polémica habría sido "reservado" a nombre de Garro.

Por estas horas, en pleno receso estival, en los pasillos del Palacio Municipal todavía "se festeja" el intento fallido de la oposición de llevarlo al recinto para interpelarlo.

En el último día hábil del 2021, el bloque FdT no obtuvo el quórum para llevar a cabo una sesión especial con la que pretendía dejar al alcalde platense en el centro de las críticas.

Los ediles del oficialismo no bajaron al recinto y con esa jugada se produjo el "debut" del predominio parlamentario tras el recambio del 10 de diciembre. (Juntos tiene 14 de los 24 ediles opositores).

Brújula se busca

En los últimos días, trascendió que la diputada del FdT, la multi millonaria Victoria Tolosa Paz todavía reniega del furcio que cometió hace algunas semanas, cuando en un intento de ponderar las virtudes de la temporada de verano dio a entender que la localidad bonaerense de Carlos Casares pertenecía al partido de La Costa.

"El exceso de protagonismo a veces traiciona. Pasa cuando la lengua va más rápido que el cerebro" razonó un habitual detractor de la ex edil.

Golosa Paz quiere meterse de lleno en la pelea por la intendencia de La Plata en 2023 y en ese afán no desperdicia ocasión para meter bocado, aunque sea al precio de decir "burradas".

Lectores: 166

Envianos tu comentario