Opinión
Un análisis

La salud mental colectiva en tiempos del Covid-19

Claudio Gustavo Rojas, Psicólogo Social especialista en adicciones en Argentina.

Por Claudio Gustavo Rojas (*), especial para NOVA

Me preocupa mucho como trabajador de la salud mental y las adicciones, el contexto social que estamos atravesando a nivel mundial y nacional.

Me da absoluta tranquilidad que nuestro presidente Alberto Fernández, su gabinete y colaboradores están ocupándose y tomando decisiones a tiempo, y eso está a la vista.

Lo lamentable es anoticiarse de casos como el de Claudia Repetto (asesinada en Mar del Plata por Ricardo Rodríguez) o el recientemente ocurrido en Monte Chingolo, de una madre y su hija asesinadas en Lanús. Hoy más que nunca deben activarse estrategias para poner en cuarentena y en la cárcel a estas bestias.

Creo que es tiempo de poner en marcha a los equipos de Salud Mental y Adicciones de cada provincia y los municipios, para que den contención telefónica, por redes sociales y Skype sin salir de sus casas. Son necesarias la escucha y la orientación en tiempos de cuarentena, y en tiempos de formar nuevos hábitos sociales y culturales que nos permitan seguir cuidándonos entre todos.

Es momento de que el trabajo en salud mental ayude a estructurar nuevos esquemas de referencia colectivos que nos permitan ver el aislamiento social como una oportunidad de hacer cambios en nuestra vida cotidiana.

Es tiempo de pensar la Salud Mental desde lo comunitario y hacer de ella una verdadera praxis grupal, familiar y comunitaria.

Si bien el paso principal ya está dado, ahora hace falta profundizar y llegar a los más vulnerables: nuestros adultos mayores, los grupos de riesgo, y sobre todo las víctimas de violencia y femicidios.

Si esta pandemia mundial algo nos ha demostrado es la importancia del rol del Estado y su capacidad de respuesta en tiempos de crisis. Ojalá sirva esta triste realidad que nos toca vivir para que se genere un cambio de paradigma en la gente y los servidores públicos. Para dar un salto hacia adelante, no retroceder, y poder atender otras problemáticas profundas, como las citadas previamente, como emergencias de estado.

Claro que es tarea de todos. Y entre todos, de los trabajadores y trabajadoras de la salud mental que abrazamos nuestra vocación. Yo me sumo, ¿y vos?

(*) Psicólogo Social especialista en adicciones en Argentina

Lectores: 303

Envianos tu comentario