Panorama Político Platense
Elecciones futuras

La picadora de carne está activa y el juego 2023 ya comenzó

La escalera del posicionamiento la suben de a montones, pero el tobogán de caída ya está inflado y con mucho tiempo por recorrer hasta el 2023. (Dibujo: NOVA)

La política local entró en un remanso a la vista de opinión pública, pero a ojo de buen cubero el remolino que existe por debajo se llevará puesto a un gran número de dirigentes que hoy salen a tensar, de un lado u otro, la cuerda de los acuerdos con mucho tiempo por delante para la próxima elección. Algunos se borraron, otros saltaron de fuerzas y aparecen nuevos candidatos en la disputa política.

Se borró, no está, no camina, quizás se quedó sin computadoras para repartir se preguntan los seguidores de Victoria Tolosa Paz, ante la ausencia de la diputada nacional en el ámbito local, que se apartó del territorio desde hace algunos meses; marcando la primera desaparición importante.

Su proximidad con Alberto Fernández la muestra como la principal candidata de ese sector a la intendencia platense, aunque aún resta mucho camino por recorrer. Estos faltazos prolongados de la escena platense la podrían perjudicar a futuro, aunque claro está que Victoria es más lo que compra en adhesiones que militantes propios por lo que ese tema no le debe interesar en demasía.

Recientemente, en la despedida de una de las militantes peronistas que marcaron una impronta en la militancia local, María “Beba” Peneau, en una sala velatoria copada por peronistas que hoy están junto a Julio Garro como es el caso de Marcelo “Chubito” Leguizamón, Leonardo Villafranca, “Cacho” Castro, Juan Carlos Berón, el ex director del Cementerio, Alfredo Cosimano, el actual Andrés Ferreyra y Oscar Vaudagna, se hablaron varios temas políticos donde muchos expresaron que su decisión de correrse del Frente de Todos debido a la firme postura de la Cámpora en expulsar a viejos militantes.

En referencia al sector encabezado por Máximo Kirchner a nivel nacional y Martín Alaníz en lo local, se sabe que, con la presidencia del diputado provincial del Frente de Todos, el camporista, Ariel Archanco en la conducción, el edificio de calle 54 entre 7 y 8 lleva un mes de remodelación, y desde allí se “acomodarán” las próximas listas a futuro. Alguien habrá levantado el reclamo de que las listas se arman en Buenos Aires y decidió mudar las oficinas al cuarto piso del emblemático edificio.

Se sabe, que la Cámpora se instalará en un piso exclusivo donde solamente se accederá mediante un ascensor y con una clave numérica. Desde allí, Máximo y sus secuaces digitarán no solamente la política local, sino que intentarán acomodar el descalabro que es hoy el Frente de Todos en el país debido a su pelea que mantienen con Alberto Fernández. Lo único claro es que los hermanos Bruera, con Guillermo Escudero a la cabeza, jugarán por la intendencia en el 2023.

Por el lado de Juntos por el Cambio, donde el autoritarismo verticalista que baja desde la conducción no permite a ningún funcionario obrar de manera individual sin tener el consentimiento del pope mayor, Julio Garro, se pudo observar al ya nombrado “Chubito” saliendo al cruce de las críticas de la oposición, y hasta hubo ocasiones que lo hizo desde la espontaneidad de sus actos.

Quizás la idea sea que el ex directivo de Gimnasia y Esgrima de La Plata, es el elegido del sector duro de Julio Garro para encabezar la intendencia en caso de que el primer mandatario decida presentarse como candidato a gobernador bonaerense. Todo puede pasar. Claro está que Leguizamón, que hace años tiene un rol más pasivo y sin tanta visibilidad, decidió salirle al cruce a las críticas del ex decano de la UNLP, Fernando Tauber, cuestionar a Alberto Fernández, y pelearse con cada opositor que levante la voz en contra de la corriente que representa.

Pero no todas son coincidencias en el oficialismo vernáculo. Luego del último culebrón con los radicales y allegados cercanos al intendente que “rosquearon” junto a “Jerry” Milman una reunión en APL: Daniel Lipovetzky; el ex concejal Julio Irurueta; el secretario de general de la Municipalidad de La Plata, Raúl Cadáa, el presidente del bloque de Juntos por el Cambio en el Concejo Deliberante, el edil Javier “Cara de Platense” Mor Roig, la ex diputada provincial, Carolina Barros Schelotto y Ricardo Ferrer, terminaron sentándose a la mesa con el alcalde platense.

No solamente ese encuentro les sirvió que trascendiera para mostrar que se pueden cortar solos y seguir de manera unificada al sector de Facundo Manes como candidato del radicalismo y adherentes, sino que le pueden generar a Garro un gran dolor de cabeza si no consigue una transversalidad amplia ante el electorado platense.

De todas formas, la escalera del posicionamiento la suben de a montones, pero el tobogán de caída ya está inflado y con mucho tiempo por recorrer hasta el 2023, salvo que la inflación, la inseguridad y las desigualdades se sigan incrementando de mano de la tremenda escalada inflacionaria que, sin lugar a dudas, de no tratarse de un gobierno cuasi peronista, su destino ya hubiese sido otro.

Lectores: 254

Envianos tu comentario