NOVA Deportes
Ensenada

La caída contra Liniers dejó a Defensores de Cambaceres sin chances por el primer ascenso

Cambaceres perdió 2 a 1 contra Liniers.

Defensores de Cambaceres está último en la zona campeonato y toda su esperanza se resume al Reducido. La derrota contra Liniers por 2 a 1, lo alejó de toda chance de luchar con chances hasta la última fecha, analizó el portal Noticias de Ensenada.

Lo peor es que el Rojo volvió a quedar en deuda. Mostró una mejoría en el primer tiempo, pero se diluyó en la impotencia y la intrascendencia en la parte final. Liniers, con oficio y siendo efectivo, se llevó los tres puntos y la gran oportunidad de ir por el ascenso directo en la última fecha.

Es muy difícil imaginar un transitar venturoso por el Reducido con un equipo que no tiene ideas y no muestra poder de gol. Así será muy complicado, aunque esperamos que sea una historia aparte, amplió Noticias de Ensenada.

Durante el primer capítulo, el Rojo mostró una mejor cara que la evidenciada frente a Sportivo Barracas. Estuvo más compacto en las líneas y la presencia de Esteban Coronel en la mitad de la cancha le dio más equilibrio a su juego. Dentro de un trámite parejo, el once de Rubén Agüero mostró mayores intenciones ofensivas y estuvo más cerca que su rival. Las mejores opciones en esa etapa fueron de Camba. Hubo un gran remate de Nicolás Ferreira contra el palo derecho y un cabezazo de Elías Torancio que casi termina en gol. No aprovechó estas ocasiones Camba y después lo pagaría caro.

Ya en el complemento, el partido seguía siendo equilibrado. El local necesitaba la victoria para prolongar sus aspiraciones y Liniers buscaba hacer su juego, sin mayores apuros. Y fue así que, sobre los 17 minutos, Maxi Orellana definió contra el palo izquierdo y decretó la apertura del marcador. Fue un duro golpe para Camba que no pudo ni supo reaccionar. Porque algunas corridas por la izquierda de Leonel García o algunas intervenciones de Matías Samaniego generaron cierta zozobra, pero no lograron transformarse en situaciones de peligro. Ignacio Díaz Peiroux, el arquero de Liniers, no pasaba grandes sobresaltos y a los 41 minutos llegó el golpe de gracia con la definición de Pedro Mune para el 2 a 0. La contundencia del campeón del Apertura definía el encuentro. El gol en contra de Santiago Formichelli, en el cierre, solo sirvió para la estadística.

Camba volvió a defeccionar y dilapidó la primera chance. Ahora será a matar o morir y el Reducido no le dará ni revancha ni lugar a flojas actuaciones como viene mostrando en este campeonato totalmente esquivo.

Lectores: 252

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: