Panorama Político Platense
Gobierno sin muchos errores

Julio Garro cierra un año de orden absoluto en su gestión

El jefe comunal realizó un repaso dentro de sus diligencias estables. (Dibujo: NOVA)

Ni en sus mejores proyecciones el jefe comunal platense, Julio Garro, esperaba comenzar el último tramo de su segunda gestión con un panorama tan ordenando tanto en el frente interno como de cara a la disputa contra el peronismo para el 2023.

Si bien la incertidumbre sobre la segunda reelección de los intendentes es una nube de tormenta que se puede ver en el horizonte, lo cierto es que el pronóstico indica que solo se trata de una situación "pasajera" que incluso podría resolverse antes del final del 2021.

Con la consolidación de la "pata peronista" dentro del su Gobierno y la certeza de que el radicalismo mostró los dientes en la interna de este año pero no esta dispuesto a morder la mano de quien le da de comer, el intendente de la capital provincial es quizá el único dirigente fortalecido de la región, a excepción quizá del inoxidable Mario Secco de Ensenada, que logró un triunfo local, aunque no pudo arrastrar lo votos para las categorías nacionales dle Frente de Todos.

Garro, en cambio, mantuvo un equilibrio perfecto entre la base territorial y la proyección de votos para las listas de Diego Santilli y Facundo Manes, y en la cuenta final fue uno de los intendentes que mas le aportó al triunfo del frente opositor y por eso tanco Halcones como Palomas se lo disputan en sus filas.

Además hay que recordar que el alcalde local empezó este año a cruzar los límites de la ciudad y muchos ya lo ven como referente de un potencial armado provincial que dispute liderazgos y, sobre todo, candidaturas en 2023, para dar por finalizado el período de imposición de candidatos desde CABA.

En resumen, el PRO termina el 2023 con mayoría en el Concejo, sin grandes conflictos con los empleados municipales, con equilibrio interno a pesar de los cambios en el Gabinete y desplazamientos que dispuso Garro en la segunda mitad del año y con cada vez mas sectores del peronismo no kirchnerista o hasta ahora oficilialismo camporista, que tienden puentes para quedarse con una parte en el reparto de poder.

Ni siquiera la pérdida de na banca en la cámara de diputados logró empañar el gran año del gobierno platense, que vale aclarar, no destaca siempre por calidad de gestión, sino en la mayoría de los casos por un acierto en la estrategia y por errores de la oposición.

Quizá el eje mas claro para entender esta cuestión es la obra pública municipal. en ese sentido hay que reconocer que tienen razón aquellos que acusan a la gestión de solo embellecer el centro y olvidarse de la periferia. Efectivamente el principal gasto se enfoca en el casco fundacional, incluso con inversiones ridículas como el asfalto sobre adoquinado que se encontraba en perfectas condiciones, mientras que se cuentan de a cientos las calles sin asfaltar de los barrios.

En este caso el acierto mas que de Garro es de Jaime Duran Barba, pero ni siquiera en CABA la estrategia de apuntar a las zonas comunes de alto tránsito de los vecinos funcionó también. Los barrios estan mucho peor que el centro, sin embargo la lista de Juntos arrasó en casi toda la periferia.

Y como si todo este viento a favor no fuera suficiente, la derrota de Victoria Tolosa Paz puso de nuevo en la vidriera a Florencia Saintout, desde siempre la elegida por Garro para disputar electoralmente, por la facilidad con la que la ex decana de periodismo se identifica con La Cámpora y el ultracristinismo, tan refractario en la ciudad de La Plata.

El resto de los dirigente del Frente de Todos no logran tampoco salirse de esa lógica y apenas el ex juez Luis Arias tiene chances todavía de mostrarse como un candidato “distinto”, frente al as figuritas repetidas del peronismo, pero ninguno representa un problema real para el intendente, indistintamente de que su disputa sea por un nuevo mandato o quizá por un objetivo mas pretencioso a nivel provincial y nacional.

Lectores: 377

Envianos tu comentario