Entre periodistas
Lo que cuesta evitar las críticas

Garro ya se gastó todo el presupuesto de publicidad y terceriza el pago a los medios

El costo de la protección mediática complica las cuentas del Municipio platense. (Foto: NOVA)

Cuando restan dos meses para finalizar el año, casi la totalidad de los expedientes con facturas publicitarias que se tramitan en la Municipalidad de La Plata fueron observados por el Tribunal de Cuentas, que a partir de septiembre y sin que medie explicación alguna, sumó nuevos requisitos para autorizar los pagos a los medios de la región.

"Me parece que nos pasamos en el presupuesto" es lo que comentan los empleados del área de comunicación del Municipio cada vez que rechazan una factura ante la mirada atónita de los pequeños empresarios de medios que se enteran de los nuevos requisitos recién cuando se acercan a presentar las nuevas facturas.

Los expedientes que el Tribunal de Cuentas esta rechazando corresponden a agosto y septiembre.

En su mayoría se trata de facturas de monotributistas, es decir pequeños emprendimientos periodísticos como portales y programas de radio, que no se encuentran inscriptos en la AFIP como proveedores de publicidad, actividad que de todas maneras no es exigida ni siquiera para facturarle a la agencia oficial Télam.

Lo que llama la atención es que hasta agosto, todas las facturas se pagaron en tiempo y forma sin reclamar lo que ahora se impone como exigencia.

La realidad es que la necesidad de protección mediática del intendente Julio Garro y la falta de éxitos de gestión que mostrar, lo llevó a pautar en prácticamente todos los medios, programas y emprendimientos periodísticos de la ciudad sin medir en gastos.

Es por eso que durante el mes de agosto ya se habrían agotado las partidas presupuestarias destinadas a publicidad oficial y las autoridades están "haciendo malabares" para dilatar los pagos sin tener que cortar con ningún medio.

Por eso desde el primer día de noviembre la pauta publicitaria se tramita a través de una “comercializadora”, cuyas oficinas se encuentran en calle 9 N° 665 Piso 10 de la ciudad de La Plata, con la que los medios deben firmar un nuevo contrato, sin que quede del todo claro cuál es la contraprestación que recibe la empresa intermediaria.

El objetivo es estirar la mayor cantidad de liquidaciones para el primer trimestre del año que viene, momento en el que los gastos son menos por la poca actividad y, en términos de publicidad oficial, porque recién en marzo comienzan a cerrarse los acuerdos con los diferentes medios.

Cabe aclarar que Julio Garro está gastando a cuenta una parte del presupuesto 2017 para mantener el paraguas mediático que le permite alivianar las críticas ante una gestión que a 10 meses de haber comenzado, todavía no termina de ponerse en marcha.

Lectores: 922

Envianos tu comentario