Panorama Político Platense
Trabajo mancomunado

Garro con la agenda apretada y varios rumores en el massismo

Los dirigentes platenses no saben que rumbo tomar ante el manejo de decisiones de Sergio Massa. (Dibujo: NOVA)

Las decisiones de Sergio Massa, más proclives a cumplir con los intereses empresariales y agradar al establishment bancario mundial, han provocado cierta reticencia en las manifestaciones cotidiana de los dirigentes peronistas que ya no saben qué rumbo tomará el Gobierno. En La Plata, Julio Garro aprovecha para mostrarse con figuras nacionales caminando por el centro platense.

Por cierto, con la salida del platense Martín Guzmán del Ministerio de Economía, bien se podría haberse avizorado en su momento un cambio en la política económica argentina y, mucho más, con la entrada de otra nacida en la ciudad de las diagonales, Silvina Batakis, del riñón político de Daniel “Pichichi” Scioli, pero poco duró en la “bostera” a cargo de las finanzas.

Entonces quizás si la figura de Batakis haya estado más ligada al kirchnerismo cristinista más de lo que se pensaba y fue el propio Alberto Fernández que negoció dentro del triunvirato gobernante para poner allí a alguien más afín a pegar un tarifazo: Sergio Massa.

Los gremios salieron esta semana a respaldar al gobierno, aunque el discurso utilizado, lejos de apoyar, mostraron una postura férrea en defensa del bolsillo de los trabajadores exponiendo varias aristas para que el Ejecutivo Nacional tome nota de lo tensa que está poniendo la cuerda.

Con la misma intensidad que se viven los momentos del Gobierno Nacional en la toma de decisiones, el barco político vernáculo navega por aguas profundas con sacudidas de terribles olas que revolea pasajeros para otros barcos. Lo insólito de todo esto, es que muchos críticos saltadores tienen conchabo en el Palacio de 12 entre 51 y 53, pero persisten en la crítica destructiva del Frente gobernante a nivel nacional y provincial.

En este caso, a aquellos apuntados por los vaivenes nacionales, la líder del “albertismo”, Victoria Tolosa Paz, pasó un momento incómodo cuando quiso figurar en el aniversario de un club del Peligro cuando quiso entregar una plaqueta y fue abucheada por los vecinos. Cada vez son más los dirigentes que tratan de esquivarla y, a pesar de ser una figura fuerte, ya le empiezan a decir Rusia, porque todos saben dónde está, pero nadie va a visitarla.

Lo mismo ocurrió con el massismo, que pasó del grito “somos el Frente Renovador” y subirse a distintas redes mostrando el apoyo al nuevo super ministro, a terminar bajando el perfil luego de las primeras medidas económicas que auguran un impuestazo energético que rozará el 160 por ciento y golpeará fuertemente en el bolsillo de los ciudadanos.

José Arteaga, campeón de natación, ocho horas nada y el resto descansa.ocho horas nada y el resto descansa, rápidamente bajó el perfil y volvió a su postura camaleónica que le permitió crecer en la política. Lo que es inobjetable sobre este ex concejal platense es la diversificación del pensamiento que le permite ser peronista, radical, gorila, kirchnerista, socialista y volver a reconvertirse con una facilidad inusitada. La crisis política que vive la argentina por estos tiempos, se debe fundamentalmente a estos tipos de personajes que siempre vivieron de la teta del Estado.

Mientras tanto, el kirchnerismo se encuentra agazapado, expectante, detrás de la figura Máximo Kirchner, sin realizar ninguna clase de movimiento político luego de varias semanas en donde la “Reina” Cristina aprovechó las cadenas nacionales para desarticular a Alberto “seco de vientre” Fernández.

Lo que queda claro que los amigos del Frente de Todos se encuentran sentados como beduino esperando que amaine la tormenta para encontrar el rumbo. La tormenta se llama inflación, sin ningún lugar a dudas, por lo que nadie está dispuesto a asomar la cabeza una vez más para respaldar al “Alberto”.

Para Juntos por el Cambio, las cosas parecen más sencillas, pero se debe a que el otro Frente anda con sus difíciles cuestiones. Pero Lilita Carrió, “la reina ego” que todo lo que toca lo destruye, se encargó de dinamitar el acuerdo político y hasta se trenzó en una diatriba con el gobernador Gerardo Morales que le apuntó: “Sos la Cristina de Juntos por el Cambio”.

En ese contexto, el líder radical le aconsejó a la irritante dirigente del ARI, a la que le dicen Sandía porque crece echada, que dirija sus cañones a la figura de Mauricio Macri, detallándole temas puntuales: “Por qué no hablas del Paseo del Bajo o del Correo”. Rápidamente, cuando explotaba JxC, no quedan dudas que esta todo podrido, unos cuantos llamados cruzados de todos lados permitieron barrer bajo la alfombra.

Por la ciudad de La Plata se respira otro aire. Más allá de los recelos que existen entre el radicalismo platense sobre las apariciones en encuentros netamente de campaña de un sector u otro, La disputa apunta a Pablo Nicoletti por su presencia en la recorrida de Horacio Rodríguez Larreta hace algunos días.

Caso extraño lo del mandatario de CABA que se paseó por el centro platense en compañía de Julio Garro, dada cuenta que, como es de público conocimiento que tanto él como María Eugenia Vidal mantuvieron una disputa importante con René Favaloro y que se cortó con la repentina decisión del creador de By Pass de terminar con su vida, que haya podido pisar suelo platense y que ningún vecino se lo recuerde a su paso. Todo pasa.

Finalizando esta breve recorrida y a modo de una primicia que ya comienza a ser un secreto a voces, ya se sabe que, si Julio Garro termina siendo bendecido para ocupar la candidatura a gobernador por la Provincia de Buenos Aires, el referente de su riñon llamado a ser su sucesor no es otro que Marcelo “Chubito” Leguizamón, con quién viene realizando todos los encuentros y caminatas que se sucedieron hasta este momento.

Lectores: 279

Envianos tu comentario