Información General
Baños en mal estado

Familias denuncian pésimas condiciones edilicias en la Escuela 18 de Gonnet

“Faltan inodoros en el baño de las nenas, el agua chorrea de una altura de dos metros de un caño que no se arregla hace años”, relató una de las madres a NOVA.

Las familias de la comunidad educativa de la Escuela 18, ubicada en calle 16 entre 500 y 501 de la localidad de Gonnet, denuncian el mal estado de los baños y el abandono generalizado del establecimiento. Pese a los insistentes reclamos al Consejo Escolar, la respuesta es nula y temen que la situación siga así a poco del reinicio del ciclo lectivo.

Agustina Peralta, cuya hija asiste a la mencionada escuela, denunció ante NOVA que los reclamos datan de 2018. Exigen que les arreglen los baños de manera urgente, porque en esas condiciones no puede garantizarse la continuidad educativa.

“Faltan inodoros en el baño de las nenas, el agua chorrea de una altura de dos metros de un caño que no se arregla hace años”, relató Peralta y recordó que los primeros días de clases, antes de la pandemia, “hubo falta de agua y no se avisó, cosa que es muy antihigiénico”.

La mujer es integrante de la cooperadora de la escuela y contó que desde ahí se están encargando de arreglar desperfectos que no les corresponden, como es la compra de las luces, papel higiénico, ventiladores, elementos de higiene y desinfección, cocina y estufas.

El Consejo Escolar solo tenía que ir a instalar las luces, pero no fueron y “no tenemos respuestas de nada”. Además, contó que siempre que van solo hacen “el relevamiento del relevamiento” sin avances. “En marzo vinieron, vieron cómo estaban las cosas y ahora vienen esta semana a hacer otro relevamiento”, se molestó.

La madre insistió en su reclamo contra las autoridades educativas y consideró que “lo de los baños ya es terrible, porque lo único que tienen que hacer es venir para poner los inodoros, porque la cooperadora se encarga de comprar para que los chicos estén bien y tengan un lugar limpio y ordenado”.

Antes la inacción del Consejo Escolar, desde la cooperadora están arreglando todos los portones que son de metal, cambiando todas las partes que estaban oxidadas, lo que significa un gasto que sale del aporte de los padres de familia, que quieren mejores condiciones edilicias.

Finalmente, Peralta consideró que el techo del SUM se está cayendo por el agua de las lluvias y la humedad. Ahora, “lo peor de todo esto es que supuestamente las clases van a empezar sí o sí” con esas condiciones edilicias.

Lectores: 44

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: