Información General
Desborde de cloacas sin solución

En una escuela de Altos de San Lorenzo los alumnos "entran chapoteando mierda", denuncian los padres

Imágenes que hablan por sí mismas. (Foto: NOVA)

Alumnos de una escuela de Altos de San Lorenzo caminan por agua servida al ingreso de la escuela cuando rebalsan los baños, antes de ingresar a las aulas. Los padres están preocupados porque hay casos de diarrea y descomposturas que serían por esta causa. Ni la Dirección del establecimiento ni la inspectora ordenaron cesar las clases.

Se trata de la Escuela 22, ubicada en 23 y 76, donde los padres de alumnos que allí concurren mostraron su preocupación porque la entrada al edificio está inundada con restos de materia fecal, el agua que se sube a los calzados está servida y desde el Consejo Escolar no atienden la resolución de caso.

Según lo expuesto por padres de alumnos, “la cloaca rebalsa dentro del edificio. Una vez por mes siempre venían a destapar, pero parece que ya no lo pueden hacer porque está roto el caño hace más de un mes”.

La situación arrastra ya varios días y los progenitores de los niños quieren visibilizar la situación porque las autoridades escolares no han querido suspender las clases para solucionar la situación que se agrava cuando los “baños se rebalsan y la gente de la portería deben estar atentos porque el agua servida corre por toda la escuela”.

De acuerdo a lo que se pudo averiguar, los reclamos al Consejo Escolar sobre esta situación tienen varios capítulos porque nunca se terminó de solucionar por completo el taponamiento de las cloacas y “siempre se hicieron trabajos a medias, en su mayoría de destape, reparación nunca se vio”, declararon fuentes confiables.

Por último, la situación planteada por los padres es que varios chicos han tenido que dejar de concurrir por descomposturas y suponen que se deben a este motivo.

Para finalizar, cabe destacar que el agua contaminada y el saneamiento deficiente contribuyen a la transmisión de enfermedades como el cólera, disentería, hepatitis A, fiebre tifoidea y poliomielitis.

Lectores: 242

Envianos tu comentario