Magdalena
A pesar de la mala gestión de Cambiemos

En Magdalena está para cualquiera, aunque la división del peronismo favorece al intendente Peluso

El radicalismo, el kirchnerismo, el randazzismo y el massismo se juegan sus fichas en Magdalena. (Fotomontaje: NOVA).

Luego de presentar los Frentes que competirán en octubre, en Magdalena se están barajando los nombres y apellidos que pueden encabezar las diferentes listas. Con un oficialismo golpeado a causa de las políticas de ajustes llevadas a cabo por el Gobierno Nacional de Mauricio Macri y por la falta de cooperación con el distrito del Gobierno Provincial de María Eugenia Vidal, el intendente radical Gonzalo Peluso respiró con alivio al ver que la oposición se fragmento y el peronismo irá por separado en tres avenidas.

Por un lado, el frente de Unidad Ciudadana que conduce Cristina Fernández de Kirchner tiene como referentes a Patricia Añaños, César Fulgione y Pamela Cabañas: los primeros dos, son dirigentes reconocidos que ya participaron de contiendas electorales como candidatos a intendente, la tercera es una joven militante de La Cámpora que, como en muchos distritos, representa al aire fresco que pidió “la jefa” en las listas.

Desacoplándose del Proyecto Nacional y Popular, el randazzismo va a jugar por fuera del kirchnerismo y apostaría a un nuevo cuadro político: Walter Cremonte, un joven militante del Movimiento Evita: “Nosotros también queremos la unidad, pero planteamos que se legitime en las PASO. La idea de potenciar o impulsar a Florencio Randazzo como candidato es porque creemos que es su momento y se necesita construir una nueva mayoría”.

La otra pata del peronismo la representa el Frente Renovador, al que los otros dos espacios catalogaron de “panqueque”. En su momento, quien dio el salto del FpV al espacio massista fue el ex intendente Fernando Carballo, quien había declarado: “Me voy con Sergio Massa porque me da asco el Gobierno de Daniel Scioli. Lo único que funciona es el ministerio de la publicidad. Me voy porque no pagan comedores escolares, porque no hay ni curitas en los hospitales. Lo de Scioli da asco, es puro marketing”. Hoy, quien siguió sus pasos fue Marcelo Chiapesonni, que en las elecciones pasadas fue el candidato a jefe comunal de Cristina.

En este contexto, la división y los pases juegan a favor del Frente Cambiemos, que a pesar de los traspiés y de que en el Recinto le desaprobaron a Peluso la rendición de cuentas, es favorito a pesar de no concretar la gran parte de las promesas de campaña.

Guerra entre el intendente y La Cámpora

Cuando todos miran para adentro y diseñan estrategias de cara a las elecciones que se avecinan, recrudeció la disputa entre el macrismo y el kirchnerismo en Magdalena. El conflicto entre la Comuna y empleados municipales volvió a estallar y parece no tener fin: exigieron ropa de trabajo, condiciones dignas de empleo, estabilidad laboral, aumento de salario que equipare la inflación 2015 /2016 que, sumada a este año se estima que sea del 65%.

En respuesta, el intendente Peluso manifestó que militantes de La Cámpora estuvieron presentes en la movilización. Rápidamente, el concejal Diego Mendoza Jaufret, recogió el guante y le contestó: “No estuvimos pero apoyamos su reclamo, no lo ocultamos. Peluso es Macri, veta ordenanzas, despide empleados, manda a la policía cuando reclaman, desprecia al trabajador”.

Lectores: 522

Envianos tu comentario