Perfiles urbanos
Por un futuro mejor

El sueño de dejar al Club Universitario en lo más alto de la historia platense

Marcelo Galland con Eduardo Paolucci, Mariela Napolitano y Martín Bruzzone, integrantes del Club Universitario.
Visita de Cachito Vigil al club.

Por Pedro Domínguez, de la redacción NOVA

Las vueltas de la vida se enmarcan en un recorrido que una persona realiza a lo largo de su historia y, cómo quien dice, vuelve simplemente para poder dejar una semilla de crecimiento en algo que ama. Mismas historias se han visto en el fútbol con Juan Sebastián Verón por Estudiantes de La Plata, Fabián Rinaudo quien volvió a Gimnasia y Esgrima de La Plata.

En este caso, Marcelo Galland, es quien marcó un antes y un después en el Club Universitario, ubicado en calle 14 y 501 de Gonnet.

El presidente de la Institución de dos periodos al mando, desde los 6 años es socio del club y siempre buscó lo mejor en su etapa de joven, adolescente y adulto. Con el esmero, esfuerzo y dedicación de su familia y amigos, puso en su mente, el dejar en lo más alto al club que le abrió las puertas en un primer momento.

Galland jugó en Hockey hasta llegar estar en la primera y posteriormente, comenzó su recorrido como capitán del equipo, dando siempre lo mejor y mostrando con el ejemplo, como se debía progresar para seguir fortaleciendo la disciplina en Universitario y crecer en lo más alto del deporte.

Como dato a tener en cuenta, este joven de 40 años, no sólo se obsesionó con el club y su beneficio, si no que además, decidió estudiar abogacía hasta recibirse y así, ser uno de los reconocidos doctores en Gonnet que está, para colaborar con toda la comunidad.

Pero, aún así, además de seguir en su recorrido educativo, Galland siempre estuvo enamorado de Gonnet y vive hasta la fecha en aquella zona de la ciudad de La Plata, dónde sus amigos, familiares y vecinos, siempre lo ven y lo saludan con una sonrisa.

Galland, comenzó su gestión en el 2015, con esfuerzo y dedicación, ordenando financieramente la desfinanciación y problemáticas que había desde hace 27 años en el club. Además, el amor de Galland por el blanco y el negro, hizo que se cree la Fundación del Club Universitario y el jardín de infantes, el colegio primario y, además, el secundario que tiene en mente para todos los jóvenes de la zona.

Siempre, desde joven, buscó ver crecer a Universitario y, actualmente como secretario General y manteniendo en mente lo mejor para el club, busca que los socios aumenten a números agigantados y, plasmar un proyecto que, en caso de que no esté más al mando, sigan otros con su visión del club, para siempre brindar lo mejor.

Está más que claro que, tras 8 años al manos, los socios y amigos de él mantienen un afecto de amor y reconocimiento a su trabajo. Es por eso que, a través de las asambleas que se realizan en el mes a mes, muestran las transparencias y números “limpios” de las arcas del club para con la comunidad deportivas.

Galland siempre recalca y mantiene presente que la única manera de sacar a la “U” (cómo ellos le dicen) del pozo, es encontrar y armar una planificación a largo plazo, seguir apostando por gente del club y por una gestión transparente.

Por ello, con sus 40 años, Marcelo Galland, siendo secretario General de la institución actualmente tras dos períodos como presidente, busca llevar sus ideas y siempre, apostar lo mejor para su club, el que lo vio nacer, crecer y desarrollarse.

Lectores: 1042

Envianos tu comentario