Panorama Político Platense
Escenario confuso

El nuevo caso Píparo: ¿Punta de lanza para una campaña basada en la inseguridad?

Tras la salidera bancaria que sufrió en el 2010, la diputada bonaerense se instaló como referente de las víctimas. Quiere suceder a Garro en el 2023. (Dibujo: NOVA)

Como en una novela en medio del verano 2021, el reciente caso de inseguridad que protagonizó Carolina Piparo junto a su marido -hoy detenido- ocupa el centro de escena y reavivó el tablero político en la capital bonaerense.

Toda vez que la dirigente de Juntos por el Cambio era al menos hasta acá una de las perfiladas para la sucesión del intendente Julio Garro, quien, como se sabe, no podrá intentar retener la comuna en el 2023.

En las usinas preelectorales del oficialismo platense, ya comenzaron a proyectar cuál podría ser el impacto en la imagen pública de la funcionaria ad honorem de la gestión municipal, y no son pocos los que trazan un paralelismo teñido de “oportunismo político” con el caso de inseguridad que la hizo conocida.

La resonante salidera bancaria que sufrió en Julio del 2010, cuando fue atacada por motochorros en las inmediaciones del Banco Nación, perdiendo un embarazo de nueve meses y convirtiéndose en una “referente” en la lucha contra la inseguridad.

Razonó un observador político local en función de la posibilidad de que sea imputada: “Una posible imputación de Píparo por el choque que protagonizó a fin de año podría tener un efecto inverso en la opinión pública y potenciar ese perfil instalado que ya logró”.

Lo que dicen las encuestas

Tal como publicó este portal, un reciente relevamiento de opinión de DC Consultores que midió la imagen de los dirigentes platenses, evidenció que entre aquellos que se encuentran en funciones, Piparo aparece como una de las pocas que cuenta con diferencial positivo y una aprobación por encima del 35 por ciento.

Otras figuras con más imagen positiva que negativa son Ana Mon de la Federación Argentina de Apoyo Familiar, el dirigente radical Pablo Pérez, el escribano Mariano Penas y el diputado Daniel Lipovetsky, sin embargo en todos esos casos los niveles de desconocimiento también duplican y hasta triplican los de Píparo.

En la otra punta del ranking aparece la ex decana de la Facultad de Periodismo y diputada provincial Florencia Saintout, que cosecha una imagen negativa del 56,7 por ciento y una aprobación del 25,2 por ciento. También figura en esta especie de “podio” la concejala Victoria Tolosa Paz, que trabaja para quedarse con la intendencia en el 2023 tras haber desperdiciado esa chance en las primarias del 2019, cuando perdió la interna con la referente camporista.

Como publicó NOVA oportunamente, Piparo tenía planificado comenzar a caminar la calle después de la cuarentena XL por el Covid. Se sabe que como contrapeso de su alta exposición pública, la dirigente tiene como déficit principal la falta de trabajo territorial y la escasa inserción en los barrios. Distinto es el grado de exposición del que goza en los nichos del microclima político y las tribunas mediáticas.

"No pertenece al PRO; es una extrapartidaria, pero cuenta con el visto bueno de un sector del monzonismo y es conocida su línea directa con María Eugenia Vidal", sintetizó un dirigente de vasta experiencia en la Octava Sección.

Excarcelación denegada

La Justicia rechazó un pedido de excarcelación realizado por la defensa del marido de la diputada de Juntos por el Cambio, por lo que Juan Ignacio Buzali –detenido por “doble homicidio en grado de tentativa”, continuará tras las rejas, a la par del avance de la investigación en su contra.

Lectores: 152

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: