Panorama Político Platense
Impresionante

El gallinero del FdT se quedó con las ganas

La vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner. (Dibujo: NOVA)

La presentación de Cristina Kirchner en el Teatro Argentino paralizó las redacciones y los corazones de aquellos que esperan ser angelados de cara a la elección del 2023. La ex presidente no se definió y aletargó las definiciones. Las mismas caras quieren la intendencia platense. Vuelven las mujeres al barro. Los Bruera ya metieron el naranja. Los “pibes” crecen y quieren su lugar en las listas.

Aquel que pudo observar la transmisión televisiva del acto desarrollado este jueves con la inauguración de la Escuela Justicialista Néstor Kirchner habrá notado el contraste que ofrecían las imágenes con los rostros de los pobres seguidores en las afueras y el glamour de la casta política del Frente de Todos cómodamente sentados en el remodelado auditorio. Dos mundos diferentes, afuera y adentro, algo que Juan Domingo Perón siempre trató de unificar.

Sobre las declaraciones de Cristina Fernández sobre su futuro político no anticipó nada y alargó la expectativa. No ordenó públicamente nada. De todas formas, Máximo “metele al masaje capilar” Kirchner, su hijo, ya lo viene haciendo puertas adentro.

La frase de la noche que dejó a más de uno pensando fue cuando mencionó que ya lo “había dado todo”. Después de ese anuncio, más de uno miró su celular y cotejó si tenía aún el teléfono de Daniel “pichichi” Scioli entre sus contacto: hasta ahora el nombre que suena como prenda de unidad.

Por acá la cosa sigue igual, dice Cacho Castaña en su tema Septiembre del 88. Divididos por las apetencias personales, andrajosos en el andar de la recta final de una mediocre gestión con Alberto “el enema” Fernández a la cabeza, al PJ le sobra olor a naftalina y le faltan caras nuevas con respaldo político para pegar el salto.

En la linea “albertista”, si bien el Presidente anunció que se baja, su ladera, la mujer de Enrique “el millonario K” Albistur, la actual ministra de Desarrollo Social, Victoria “la Yarará” Tolosa Paz, no se baja de su carrera a la Intendencia, aunque su nombre suena para la ser gobernadora bonaerense. Qué quiere señora, cuando hay un marido con plata unas se hacen “las lolas” y otras hacen política.

La ganadora de la interna del Frente de Todos en 2019, Florencia Juana Saintout, presidenta del Instituto Cultural Bonaerense, ya salió a jugar de lleno y se la pudo ver en una especie de lanzamiento junto a su sector joven en un acto multitudinario en el Club Platense. Apática con confraternizar y estrechar lazos con militantes de los barrios, a Saintout le alcanza con rodearse con los jóvenes de la Facultad de Periodismo y de la Cultura.

Muchos de estos seguidores de Florencia tienen contratos en el Instituto que comanda, la Facultad de Periodismo o en algún otro lugar con predominio de la Cámpora. Ya ocurrió tiempo atrás que cuando ese espacio no tuvo recursos, casi desaparece por completo. Ya lo dijo Perón, “aquel que le da pan a perro ajeno, un día se queda sin pan y al otro sin perro”.

Si la “Caja” política y económica pesa, Paula “el Tero” Lambertini, concejal y titular de Anses La Plata, puede posicionarse para ser candidata. Dinero y entretejidos internos jugando a dos puntas en el Frente de Todos, no le faltan. Es como el “Viborón” que vive en el Pilcomayo, no se lo ve, pero es capaz de comerse a varios hombres.

“Acá estamos los viejitos para dar la pelea” dijo Julio Alak en su último plenario. Hoy, “el Turco”, acapara la atención política con sus recorridas que viene llevando en las localidades. Primero lo hizo para tantear el terreno, en una segunda etapa para armar cuadros por cuadriculas en las localidades, hoy le dicen promotores, y esperando el tercer acto que será finalmente saber si se presenta o no se presenta.

A esta altura es muy valedera la campaña de Alak en los barrios porque no deja de convocar a viejos militantes. Es el único candidato que no puede caminar sin que haya un hombre o una mujer tirándosele arriba, queriéndolo abrazar, o soportando que le hablen dos centímetros de la cara. Besos, abrazos, amores excedidos, rodean la figura del que fuera 16 años intendente. Ir a un acto de su sector es como entrar en una película de los 90, mucha vejez, poca juventud pero pese a esto, hasta el momento, le alcanzará para ganar una interna.

Como los mellizos Gustavo y Guillermo Barras Schelotto que en sus tiempos gloriosos junto a Carlos Timoteo Griguol en Gimnasia que eran los más picaros en la cancha y en el vestuario, no caben dudas que en la ciudad y en el peronismo, esa jerarquía se la llevan los hermanos Bruera.

Con su alfil a la cabeza, Guillermo Escudero, agarraron tres plantines, colocaron banners ecológicos durante todo un año con la cara del concejal y, cuando nadie se la veía venir, metieron carteles a la intendencia con letras en color naranja (los colores de campaña de Scioli). Diría “Mostaza” Merlo, son maravillosos.

Hasta acá aquellos que realmente podrían tener una chance interna por cargos, plata o presencia social, pero la lista sigue. Aparecen aquellos que van creciendo y empiezan a querer su lugar. El hijo de Carlos “ex barba candado” Castagnetto y Ana “me vuelvo a enganchar” Arranz, con el apoyo del sector de Sergio “karateca por correo” Berni, Gastón se les anima a los mayores.

Cuentan que pidió un pijama para el “cumple” pero sus padres, el titular de la AFIP y la ex concejal, le regalaron un millonario cartel con su cara en el Distribuidor de ingreso a la ciudad en Ringuelet. Gastón, actual titular en manejar el presupuesto del Servicio Alimentario Escolar, venía junto a Pablo “camiseta” Fernández pagando asados para la foto y, al parecer, ya pasaron a la instalación mediática.

Al fondo del vagón: Guillermo “el saltador” Cara quiere jugar; Luis “te dejan afuera” Arias, también; Ariel “desaparecido en acción” Archanco, puede llegar a ser; y los tres del Frente Renovador: José “comosolo” Arteaga, Facundo “ahora saluda” Albini y Juan “la rosca” Malpeli; van a meter fichas.

La mayoría de los nombrados estuvieron anoche en los palcos del Teatro Argentino esperando un centro de la ex Presidente. Ella, con algunos toques para “Sergio”, para “Alberto”, pero sin mirar en retrospectiva puso la discusión en contra de Juntos por El Cambio y Javier “Benny Hill” Milei. Una manera de marcarle la cancha a los suyos también.

De todas formas, lo que diga “La Jefa” estará bien, porque todos los que allí estuvieron se ajustan a una anécdota que contó Mario Pergolini cuando le preguntaron sobre su encuentro con Cristina Fernández y el conductor televisivo sostuvo: “Si viene un extraterrestre y están todos reunidos, nadie habla, pero le preguntan quién manda, el ET la señala y dice: es ella”.

No caben dudas que el futuro del Frente de Todos, ya le erró con Alberto Fernández, está en sus manos y la designación del cargo a presidente lo decide solamente ella misma y lo analizará el resto.

Lectores: 1004

Envianos tu comentario