Información General
Día de la Conciencia Ambiental

Cuidado ambiental: construir una ciudad consciente

El dirigente del partido GEN y concejal, Gastón Crespo.

Por Gastón Crespo, dirigente del partido GEN, especial para NOVA

Cada 27 de septiembre se celebra el Día de la Conciencia Ambiental en nuestro país, con el objetivo de generar sensibilidad para tomar decisiones responsables y asumir conductas amigables con el medio ambiente.

Desde aquel fatal accidente en Avellaneda como consecuencia del escape de gas cianhídrico en el año 1993, dos años más tarde se estableció una ley para conmemorar y tomar más conciencia sobre los riesgos y daños ambientales que nosotros mismos provocamos.

Pero, ¿qué es la conciencia ambiental? Algunos la definen como la convicción de una persona, organización, grupo o una sociedad entera de que los recursos naturales deben protegerse y usarse racionalmente en beneficio del presente y del futuro de la humanidad. Esa convicción se funda en valores ecológicos, sociales y humanos que determinan una conducta o un comportamiento positivo.

Para otros, la conciencia ambiental es una filosofía y un movimiento social relacionado con la conservación y mejora del ambiente. Esa forma de pensamiento busca influir mediante el activismo y la educación con el fin de proteger los recursos naturales y los ecosistemas.

Todas las concepciones antes mencionadas son válidas, pero lo importante es volvernos conscientes de que uno de los aspectos que más deteriora la naturaleza es el accionar humano irresponsable. La deforestación, la contaminación del aire, la contaminación del agua y los factores que incrementan el calentamiento global, entre otras cuestiones, son consecuencias directas del estilo de vida que impera en nuestra sociedad.

En este marco, todos podemos colaborar para transformar nuestra cultura ambiental y proteger el planeta. Siempre es un buen momento para comenzar a implementar buenas prácticas que nos permitan contribuir desde nuestros hogares, como reducir, separar y reutilizar los residuos, utilizar más la bici y menos los vehículos particulares, apagar los artefactos eléctricos que no estén en uso, no derrochar agua, plantar y cuidar árboles, y mucho más.

Por supuesto que es igualmente importante que desde los espacios públicos se visibilicen y analicen todas las problemáticas ambientales, promoviendo una gestión sostenible de los recursos mediante políticas públicas sostenibles y la concientización de toda la comunidad. El futuro depende de cada uno de nosotros y el cambio es colectivo.

Lectores: 117

Envianos tu comentario