Política
Renovación de autoridades

Crecen las versiones de un acuerdo entre el camporismo y el alakismo para quedarse con el PJ

El actual titular partidario es Luis Lugones. El ex intendente Julio Alak -hoy ministro de Justicia provincial-, quiere jugar sus fichas. (Dibujo: NOVA)

Como lo describió NOVA oportunamente, la posibilidad de que la  conducción de La Cámpora y el espacio que responde al ex intendente de La Plata y actual ministro de Justicia bonaerense Julio Alak fuercen un acuerdo para tomar las riendas del PJ crecen al ritmo de versiones y contra versiones.

Las especies recuperaron fuerzas en los últimos días, en un contexto en el que justamente el PJ institucional con sede en calle 54 convocó a una caravana de la militancia para respaldar a los gobiernos provincial y nacional a cargo del Frente de Todos.

El justicialismo platense en la actualidad está en manos del bruerismo –el presidente es Luis “Lucho” Lugones- y el camporismo, que tiene al concejal Ariel Archanco en la vicepresidencia primera. Si bien hay hermetismo dentro de los círculos de decisión del kirchnerismo duro y el alakismo, distintas fuentes coinciden en que “el tiempo de los Bruera ya pasó” y en ese sentido apuestan a reconfigurar el mapa de poder en la capital bonaerense con miras a las elecciones legislativas del próximo año.

Hacerse de los resortes institucionales del PJ es un paso necesario para posicionarse de cara al 2021, donde la Octava Sección renueva media composición del Concejo Deliberante -12 bancas- y las seis bancas de la Cámara de Diputados bonaerense.

Históricamente, el PJ estuvo en manos del peronismo tradicional, pero desde que el Frente para la Victoria copó los primeros planos del poder, el camporismo fue tomando protagonismo. Es por eso que en la última elección de autoridades, el ex intendente Pablo Bruera y los camporistas con peso propio en la capital bonaerense sellaron un entendimiento que, internas de por medio, ya está agotado.

“Es de volver a las bases”, deslizó un dirigente kirchnerista en alusión a cuándo Alak ocupaba el principal sillón del histórico edificio de calle 54. Después de abandonar el municipio en manos de Bruera en el 2007, el oriundo de Benito Juárez también perdió en manos del ex intendente vecinalista el manejo del PJ.

Pero en el 2013, después de la trágica inundación que dejó la “cifra oficial” de 89 muertes, el proyecto bruerista comenzó a desgastarse al punto de perder el comicio del 2015 en manos de Julio Garro y hoy la única banca legislativa del espacio es la que ocupa Guillermo Escudero, ex secretario de Seguridad municipal.

El retorno del alakismo, de la mano de La Cámpora, ahora asoma como la fórmula con la que este sector del Frente de Todos –que también integra el massismo y el albertismo-, pretende ganar el PJ. Tampoco puede descartarse que la ex candidata y actual edil Victoria Tolosa Paz intente jugar su patriada: quiere ser intendenta en el 2023.

Se sabe: quien se haga del partido tiene buena parte de la tinta de la lapicera para el armado de las listas del año próximo.

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: