Gremiales
Tras el caos en la AU Buenos Aires-La Plata

Coimas irresueltas, ¿el trasfondo del bloqueo de los micros de larga distancia?

Este lunes, desde las primeras horas de la mañana, se produjo un verdadero caos de tránsito durante más de ocho horas en la Autopista Buenos Aires-La Plata producto de una protesta de los propietarios de micros de larga distancia.

Este lunes, desde las primeras horas de la mañana, se produjo un verdadero caos de tránsito durante más de ocho horas en la Autopista Buenos Aires-La Plata producto de una protesta de los propietarios de micros de larga distancia a raíz de un conflicto con el Ministerio de Transporte de la Nación (puntualmente con la Comisión Nacional de Regulación del Transporte) con motivo de la caducidad de las licencias habilitantes para que las unidades puedan circular entre provincias.

Los bloqueos realizados sentido hacia la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a la altura del peaje de Dock Sud generaron hasta 12 kilómetros de congestión vehicular. Intimado a despejar la autopista, la protesta se trasladó a la Avenida 9 con el cierre de tres carriles.

Ahora bien, por qué protestan los propietarios de los ómnibus de larga distancia (destinados a turismo interprovincial). Es que dichas unidades solo están habilitadas a circular hasta el cumplimiento de una década de rodamiento. Producto de las medidas restrictivas por la pandemia por Covid-19, los dueños de los micros piden que ese tiempo no sea computados y se les otorgue una prórroga por dos años más para las unidades a las que se les vence inminentemente la habilitación por cumplir una década de vida operativa.

En declaraciones a la prensa, uno de los protestantes exigió “una respuesta lo antes posible”, dado que “ahora mismo tenemos unas 480 unidades a las que el 30 de junio se les termina la habilitación. Esto representa a que alrededor de 1.500 familias se quedarán sin trabajo”.

A lo que agregó: “Tuvimos dos reuniones en los últimos tiempos y hace un mes y medio se cortó el diálogo”, en referencia a las autoridades de la cartera nacional de Transporte.

Los propietarios de las unidades exigen la firma de un decreto presidencial (como ya sucedió en 2021) que prorrogue las habilitaciones en función del parate que implicó la cuarentena por coronavirus y el cese de las actividades que afectaron al sector. Sin embargo, desde la CNRT proponen que dicha prórroga sea a través de un proyecto de ley a trata por el Congreso Nacional. Ahí, en ese punto, yace el desentendimiento.

Indagaciones realizadas por NOVA entre los propietarios de las unidades y fuentes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) arrojaron sendas suspicacias respecto a la no resolución del conflicto.

Una muy importante fuente del gremio transportista, aseguró a esta agencia, que resulta “insólito” que se haya llegado a esta instancia, tratándose de un conflicto de fácil resolución a través de un simple decreto, como el 788/2021 firmado por Alberto Fernández, que permitió una extensión de seis meses de la licencia de los ómnibus modelo 2008 y cuyas excepciones concluyen este 30 de junio.

“Un proyecto de ley para su debate y sanción es válido, pero no en esta instancia y con tan poco tiempo”, se quejaron a NOVA.

A lo que denunciaron: “Lamentablemente en este país está patentada la corrupción y ya entre algunos propietarios y choferes creemos que estas dilaciones se deben para promover algún tipo de acuerdo ‘por izquierda’”.

“¿Coimas?”, interpeló NOVA. “No lo podemos asegurar, pero tampoco lo descartamos”, fue la respuesta de la fuente gremial, quien insistió: “En este país en general y en el rubro del transporte en particular, lamentablemente la corrupción está patentada”.

Si así lo expresan, por algo será…

Lectores: 152

Envianos tu comentario