Política
Relaciones peligrosas

Vidal, Garro y el "carpetazo" que no fue: pescados "in fraganti" a la salida de un hotel alojamiento

La candidata a la Gobernación y el aspirante a la intendencia de La Plata, en una caminata de campaña. En casa de herrero, cuchillo de palo (Foto: NOVA).

-"Viste cómo es esto... No todos los carpetazos llegan a destino...".

-"Es cierto, aunque éste tiene la particularidad de venir de la propia tropa".

A días de las elecciones del próximo domingo, el breve diálogo se da en la mesa cuadrada de un bar platense. El "carpetazo" en cuestión, uno más de los innumerables acaecidos en los calientes tramos de una campaña que concluye "a todo o nada", involucra al candidato a intendente platense de Cambiemos Julio Garro y a la aspirante a la Gobernación María Eugenia Vidal, quienes fueron pescados in fraganti por un ojo indiscreto cuando salían de un hotel alojamiento de las afueras de Capital Federal.

Según cuentan las fuentes al tanto de la situación que no salió oportunamente a la luz pública porque hubo que "comprar silencio" a cambio de una cifra que contiene cinco ceros, el ex diputado provincial y la vicejefa de gobierno porteño terminaron de descubrir que tenían "piel" durante las sucesivas caminatas de campaña en la capital bonaerense, donde la bendecida por Mauricio Macri bajó en reiteradas ocasiones para fortalecer las chances de Garro de desplazar al peronismo bruerista del Palacio Municipal.

"La información, al parecer fotos y cruces de mensajes y llamadas incluidos, la guardó bajo siete llaves un colaborador estrecho de Macri que tiene serias chances de ser el secretario de Comunicación y Prensa de la Nación en un eventual desembarco en la Rosada", complementa el informante, quien alimenta la teoría de que el dato también se archivó para evitar dañar las chances electorales del PRO, ya golpeadas tras el polémico caso del "Niembro Gate".

En La Plata, Garro enfrenta desde hace tiempo acusaciones y denuncias tanto por su condición de "noqui" del Servicio Penitenciario Bonaerense -donde percibe unos 11 mil pesos sin acudir a trabajar- como por la incongruencia entre sus ingresos de monotributista y su abultado patrimonio personal, que incluye un inmuebles en un coqueteo barrio cerrado de la zona norte platense, otro en Pinamar, varios rodados y hasta una embarcación.

Conocido por ser un "bon vivant" y su preferencia por la nocturnidad y sus bondades, el ex legislador también fue apuntado por discriminación hacia la comunidad "trans".

Vidal, por su parte, se presenta como el caso más paradigmático del "purismo" macrista y cimentó su carrera política en ponderar la vida austera, los valores tradicionales de la familia, el respeto a la identidad de género y las instituciones y la anticorrupción.

Sin embargo, al parecer la candidata del ex presidente de Boca y aspirante presidencial juega a las espaldas de su esposo Ramiro Tagliaferro -diputado provincial mandato cumplido-, hoy candidato a concejal de Morón, sobre quien también se manejó en formato de "carpetazo" una denuncia que implicó innumerables inconvenientes familiares y electorales, a los que ahora se suman los coletazos del impensado "affaire" con el aspirante a la intendencia platense.

Lectores: 615

Envianos tu comentario