Judiciales y Policiales
Marcha de antorchas

Gabriel Lázzaro, padre de uno de los ex choferes de la Línea Este: "Mi hijo no es un delincuente, es un trabajador"

  • Gabriel Lázzaro agradeció el acompañamiento hacia los ex choferes y su familia. (Foto: NOVA
    Foto 1 de 3
  • Luego de la prisión domiciliaria, ahora las organizaciones van por la libertad definitiva para los ex choferes de la Línea Este. (Foto: NOVA)
    Foto 2 de 3
  • Luego de la prisión domiciliaria, ahora las organizaciones van por la libertad definitiva para los ex choferes de la Línea Este. (Foto: NOVA)
    Foto 3 de 3

Este viernes en plaza San Martín se desarrolló una marcha de antorchas para pedir la libertad de los ex choferes de la Línea Este, quienes desde hace dos años se encuentran en judicializados por encabezar manifestaciones por reivindicaciones laborales.

De la movilización, organizada por la Comisión por la libertad de los ex trabajadores de esa línea de colectivos, participaron familiares de los choferes y organizaciones políticias y sociales.

Luciano Fiocchi, Sebastián Mac Dougall, Emanuel Lázzaro y Pablo Varriano están acusados de "coacción agravada" y hasta hace no mucho estuvieron privados de su libertad junto con reclusos comunes. Luego de insistente lucha, lograron el beneficio de la prisión domiciliaria, pero los allegados a los ex choferes piden el desprocesamiento.

Gabriel Lázzaro, padre de Emanuel, en diálogo con NOVA aseguró "no tener palabras" ante esta situación, a la que consideró como "ilógica". "Si mi hjio hubiese violado, hubiese matado, hubiese hecho algo que no correspondía, yo como papá me corro", indicó.

Lázzaro indicó además que, a pesar de haberse criado en la calle desde los ocho años, "esto jamás lo conocí: que por pedir un baño y no trabajar en negro, lo pongan preso, junto con los demás presos, con los que realmente hicieron algo", lo consideró inadmisible.

Angustia total

El padre de Emanuel Lázzaro, reflejó que a pesar de haber conseguido la prisión domiciliaria, la situación en el seno familiar sigue siendo desoladora y de mucha angustia: "Él está preso en casa todavía, no está afuera, esto todavía no se terminó", aseguró.

"Es algo que no te deja dormir, no se puede respirar: saber que lo están persiguiendo día a día, que hace dos años no le dan trabajo, sabiendo que él está muy mal, la esposa, la hija, la madre. Todos estamos mal", manifestó Lázaro al borde de las lágrimas.

A su vez, consideró que es injusto que Emanuel esté preso por realizar un reclamo laboral. y lamentó que "el gobierno no haga nada", y pidió "que digan que esto no puede seguir así". Además, volvió a insistir en que si su hijo hubiese cometido algún delito "lo hubiera llevado preso yo mismo".

Nadie hace nada

Por otro lado, Lázzaro apuntó contra quienes miran hacia un costado frente al embate de la Justicia: "Nadie se fija... ni la UTA, ni los empresarios, a nadie le importa nada. Son números".

Además, criticó la posición de la fiscal Virginia Bravo, que pide penas de entre 8 y 14 años para los ex choferes.

Agradecimiento

Por último, Gabriel Lázzaro dio muestras de agradecimiento a quienes se acercaron a la marcha de antorchas. "Gracias a todos los que vienen a las marchas", indicó y agregó: "No conozco a nadie y me están ayudando para que mi hijo pueda tener su libertad. Así que muchas gracias".

"Les pido por favor que me continúen apoyando porque mi hijo no es un delincuente, es un trabajador", concluyó.

Lectores: 187

Envianos tu comentario