Política
El escenario político en La Plata

El anuncio de CFK reordena el mapa del peronismo y Garro trabaja para contener a radicales

El PJ tradicional y el cristinismo podrían ir a una interna para ganar volumen electoral. F(Dibujo: NOVA)

La inesperada y estratégica decisión de Cristina Fernández de Kirchner de anotarse en la carrera electoral como precandidata a vicepresidenta de Alberto Fernández aceleró la posibilidad de “una primaria peronista” que le de mayor volumen electoral a la oposición en su intento de desplazar del poder a Cambiemos.

En la capital bonaerense, tal como anunció este medio oportunamente, la idea de competir en las PASO para después integrar en una sola lista al variopinto justicialismo local, venía siendo fogoneada por el PJ institucional –que está en manos del bruerismo-, desde donde sostienen la postulación a la jefatura comunal del diputado Guillermo Escudero y sugieren que el kirchnerismo duro “dirima sus propias diferencias” para después competir en agosto.

Se sabe, en Unidad Ciudadana la jefa de bloque de Diputados Florencia Saintout se lanzó de lleno a la carrera por la intendencia, pero todavía no está definida su candidatura porque la concejal Victoria Tolosa Paz puja también por ser la “elegida” por el Instituto Patria para pelearle el sillón municipal al macrista Julio Garro. Aunque ahora con chances más concretas por su cercana relación con Alberto Fernández.

Hay algo en común en el abanico perokirchnerista local: el trabajo en los barrios de la periferia para recuperar “el territorio” se convirtió en la piedra fundacional del operativo retorno. Pero de forma paralela, dirigentes de una y otra fracción del peronismo aceitan contactos y tejen posibles acuerdos rumbo al cierre de listas previsto para fines de junio.

En ese orden, trascendió que en las últimas horas Tolosa Paz –apadrinada por su esposo, el ex vocero del kirchnerismo Enrique Albistur- habría tendido puentes con el bruerismo. Una fuente con concimiento del pulso de los movimientos proselitistas confirmó un reciente encuentro entre la edil y Mariano Bruera, hermano menor del ex intendente de La Plata y otrora influyente operador de la calle bajo el mandato de Pablo Bruera.

En el último turno electoral, el bruerismo y el kirchnerismo –representado por Saintout- sellaron un acuerdo para las listas, esquema que se repitió para mantener las riendas del PJ de calle 54, que incluyó al camporismo. Ahora, con el reciente anuncio de la ex presidenta, este esquema podría repetirse y funcionar como elemento unificador, aunque se sabe, la disputa Sainout-Paz todavía tiene final incierto.

Lo que resta definirse es qué rumbo tomará el massismo en el nuevo mapa electoral. Como se informó en esta columna en varias publicaciones, en La Plata el dibujo electoral de Alternativa Federal todavía está lejos de definirse: sobran posibles candidatos, pero faltan definiciones concretas. 

En el FR, quien ya comenzó a jugar es el ex edil Carlos Melzi, y también podría anotarse como competidor José Arteaga, que en el 2017 se quedó sin banca e intenta desde el llano volver al ruedo. El problema es que “Joserra” venía haciendo equilibrio entre el lavagnismo y el massismo, pero tras la “bomba política” que significó el reciente anuncio de CFK y la posibilidad de que Sergio Massa acuerde con la ex presidenta, nadie descarta que el ex concejal ocupe una casillero para el senado bonaerense –tal su ambición-. NOVA ya adelantó, hace dos meses, la posibilidad de un entendimiento entre el ex alakista y Saintout en ese sentido.

Con todo, la anunciada visita del ex ministro de Economía Roberto Lavagna a la ciudad –para dentro diez dias- podría operar como factor ordenador del peronismo moderado.

El reciente plenario organizado por el ex diputado Juan José Amondarain –armador bonaerense del espacio- entregó una foto con presencias de posibles pre-candidatos: la ex diputada bruerista Valeria Amendolara, la radical rebelde Florencia Rollié, el dirigente socialista Emiliano Fernández y el concejal ex massista Luciano Sanguinetti, fueron algunos de los dirigentes locales que dijeron presente.

Cambiemos intenta contentar a la UCR

A raíz de las críticas que la plana mayor del centenario partido lanzó hace 48 horas al macrismo, en Cambiemos trabajan contrareloj para intentar contener a los dirigentes de una de las patas fundacionales de la alianza.

Por ahora se descarta que se habilite una primaria que deje competir a los “boinas blancas”, pero las presiones para mantener cargos y bancas comenzaron a sonar.

En ese aspecto, el intendente Garro tendrá que hacer equilibrio en el reparto de lugares a salir en las listas, ya que después de diciembre la UCR se queda sin bancas en el Concejo, y quiere al menos dos cupos entre los primeros seis de la lista. 

Actualmente se sientan en el parlamento platense el titular partidario, Claudio Frangul –quiere recalar en el Senado-, Guillermo Ronga y la propia Rollié, que rompió definitivamente con Garro. Los radicales también piden conservar las secretarías del Ejecutivo que el PRO les pagó oportunamente. 

Lectores: 518

Envianos tu comentario