Perfiles Urbanos
Histórico personaje

Víctor Hugo: de Tucumán a La Plata practicando el viejo oficio de lustra botas

  • Víctor Hugo Ibáñez, histórico lustra botas de La Plata, en 7 y 50. (Foto: NOVA)
    Foto 1 de 2
  • Víctor Hugo Ibáñez, histórico lustra botas de La Plata, en 7 y 50. (Foto: NOVA)
    Foto 2 de 2

Víctor Hugo Ibáñez es uno de los personajes icónicos del centro platense. Podrá pasar desapercibido para muchos, pero lleva prácticamente 40 años como lustra botas entre las diagonales. En diálogo con NOVA contó sus comienzos en el oficio y su amor por el deporte.

Oriundo de Tucumán, Víctor Hugo, de 66 años, vino a la ciudad de La Plata a sus 28 años para quedarse definitivamente. Su oficio siempre fue el viejo y conocido lustra botas. Se sitúa normalmente en 7 entre 49 y 50 pero también recorre los pasillos de la Cámara de Diputados y el Senado para ganarse el mango.

“Quería conocer otra gente y quería trabajar. Yo me cansé de Tucumán, uno se cansa. Acá estaba mi hermano, lustrando también en 7 y 50, y yo empecé a la par de él. Ahora él se enfermó y no puede trabajar más”, contó el entrevistado.

Respecto al histórico oficio que lleva adelante hace cinco décadas, Víctor Hugo aseguró que siempre le gustó: “A los 7 años yo perdí a mi madre y empecé a salir a la calle. También vendí diarios de La Gaceta de Tucumán. Me críe en la calle, aún sigo en la calle, siempre haciendo las cosas bien”, amplió.

Su amor por Estudiantes es tan grande que en su tierra natal lo conocen como “El Pincha” y aseguró que era ya era del “León” desde que vivía en Tucumán. A los 17 años se hizo del equipo platense porque “un día que lo fui a ver contra San Martín y me gustó”. Por otra parte, de los equipos del norte, banca al club de su barrio: Tucumán Central.

Por último, Víctor Hugo es un aficionado acérrimo del boxeo y aseguró ser testigo de grandísimos momentos pugilísticos y conocer a grandes argentinos como “Ringo” Bonavena Carlos Monzón. Emocionado como un niño recordó esas grandes noches que vivió de pequeño y que aun perduran fuertemente en sus retinas.

Lectores: 390

Envianos tu comentario