Información General
Más de 4 mil rodados compactados en 2018

El municipio encara una segunda etapa de remoción de vehículos abandonados

En 2018 se compactaron más de 600 automóviles y 3.500 motos.

En el marco de la firma de un convenio con el Gobierno nacional, la Municipalidad local encara una segunda etapa de compactación de vehículos que permanecen abandonados, quemados y/o desmantelados en predios, frentes de comisarías, calles y avenidas, con el objetivo de desobstaculizar el tránsito, liberar espacios públicos y disminuir la contaminación.

En ese sentido, el intendente Julio Garro firmó un convenio con las autoridades nacionales para reanudar el plan de compactación que pretende retirar vehículos de diferentes espacios públicos, eliminar la chatarra urbana y terminar con la contaminación visual y ecológica en el partido.

Al respecto, comentó: “El objetivo de la remoción y la compactación de autos es descomprimir los frentes de las comisarías y recuperar diferentes espacios públicos que resultan imprescindibles para el municipio”, y agregó: “Aspiramos a superar la cifra del año pasado, con más de 600 vehículos y 3.500 motos”.

Cabe destacar que la medida se enmarca en el PRONACOM, un programa nacional de descontaminación, compactación y disposición final de automóviles, que surge en respuesta a la problemática social y ambiental que genera el incremento del parque automotor en Argentina y la consecuente acumulación de vehículos abandonados y/o secuestrados por las fuerzas de seguridad.

Del mismo modo, la iniciativa se lleva a cabo según los lineamientos de la Ley 26.348 “Marco normativo para automotores abandonados, perdidos, decomisados o secuestrados”, la cual establece que si, una vez notificado, el titular registral no se presenta a recuperar el vehículo, una orden judicial bastará para su “descontaminación, compactación y disposición como chatarra”.

Por su parte, el secretario de Políticas Públicas en Seguridad y Justicia, Darío Ganduglia, adelantó: “En los próximos días iniciaremos las tareas de remoción en toda la ciudad y luego comenzará la compactación de los vehículos en el predio del Polo de Seguridad, ubicado en 23 y 527”.

Vale recordar que, en el marco de los operativos diarios de control en la vía pública, los agentes de las secretarías de Seguridad y de Convivencia y Control Ciudadano de la comuna relevan e informan la presencia de este tipo de vehículos; al tiempo que otros se detectan a partir de denuncias de los vecinos.

“Las tareas tienen como objetivo mejorar la seguridad vial, evitar que se generen focos de contaminación y volver a contar con importantes sectores del espacio público,”, remarcó Ganduglia y concluyó: “Es importante recordar que la iniciativa contempla la donación del 10 por ciento de lo producido por la empresa compactadora a entidades de bien público; el año pasado fue destinado al Hospital de Niños de nuestra ciudad”.

Cabe destacar que durante la firma del convenio marco estuvieron presentes el secretario general de la Dirección Provincial de Bienes y Servicios, Guido Gallo; el secretario de Políticas Públicas en Seguridad y Justicia de la Municipalidad, Darío Ganduglia; el director de Automotores Oficiales, Claudio Benites; Oscar Pianta, del área de Compactaciones; y el comisario mayor en jefe de la Departamental La Plata, Javier Martínez.

Otros dos mil vehículos compactados en 2018

Además de los resultados obtenidos en el marco del programa nacional de descontaminación, compactación y disposición final de automóviles PRONACOM, la Municipalidad llevó a cabo la compactación de 22 autos y 1866 motos de acuerdo a lo estipulado por la legislación local.

En ese sentido, la Ordenanza Municipal N° 11470, sancionada por el Concejo Deliberante local en diciembre de 2016, ratifica el decreto 2041 del intendente Julio Garro de noviembre del mismo año, el cual habilita la compactación de vehículos secuestrados en estado de ruina y abandono que se encuentran en los depósitos municipales y que no han sido reclamados por sus propietarios.

De esta manera, la norma detalla que los mismos provocan afectaciones ambientales por generación de óxido, pérdida de líquidos y fluidos contaminantes y derrame de combustibles; como también proliferación de roedores, aves e insectos que pueden causar un foco infeccioso para distintas enfermedades.

Con esos argumentos y ante el desinterés de sus titulares registrales, la mencionada norma habilita al municipio a compactar aquellos vehículos que se encuentran en esa situación.

Lectores: 270

Envianos tu comentario