Panorama Político del Gran La Plata
El escenario político en La Plata

La campaña oficialista se apuntala mediante "gestión" e intenta consolidarse el rompecabezas opositor

Con la obra pública como principal aliada, el intendente Julio Garro aceita acciones gubernamentales mientras dibuja borradores con posibles candidatos. (Dibujo: NOVA)

Al término de una semana en la que buena parte de la atención política estuvo puesta en el Concejo Deliberante –que tuvo su sesión antesala al tratamiento de la rendición de cuentas-, el tablero proselitista se movió a buen ritmo con pre-candidatos que comenzaron a instalarse en la vía pública y algunas novedades en torno a la oposición.

Como vino informando  NOVA en esta habitual columna, el oficialismo de Cambiemos encarará la campaña con la energía puesta en la gestión, y por eso en muchas arterias de  la ciudad –sobre todo en el microcentro, con la avenida 7 y 55 como centro neurálgico- se vio una reconfiguración de la traza que si bien complicó las condiciones de transitabilidad, sirve de pantalla de gestión de cara a la ciudadanía.

Es que en calle 12 el intendente Julio Garro bajó la línea a sus principales funcionarios de apurar las obras retrasadas o las que estaban en carpeta prestas a ejecutarse para mostrar la mayor cantidad de acciones gubernamentales posibles en busca de consolidar el voto propio.

A la par, anunció en las últimas horas que en las calles de la ciudad habrá 680 cámaras HD para mejorar las condiciones de seguridad, justo cuando en la sesión de mitad de semana, el recinto del deliberante había sido escenario de un reclamo opositor en tal sentido –lo había efectuado la concejal peronista Lorena Riesgo-. En el anuncio estuvo acompañado de la diputada provincial Carolina Piparo, que saltó a la arena política luego de haber sido víctima de una trágica salidera bancaria, allá por el 2010.

Justamente en el Concejo se vivió una sesión en la que, como suele ocurrir los años impares, el recinto se convirtió en caja de resonancia electoral con críticas de los bloques opositores que suscitaron debates subidos de tonos no exentos de chicanas y pases de factura.

Y esa escena sirvió como botón de muestra de lo que será de acá en más la pelea electoral rumbo al cierre de listas primero, y la confrontación en las primarias y las generales después. El bloque kirchnerista se puso el traje de “demandante” y con  un paquete de reclamos inquirió a los ediles de Cambiemos en busca de respuestas gubernamentales hacia problemas tales como la violencia de género, la creación de puestos de trabajo y la lucha contra la inseguridad, entre otros.

Ese clima también se vive en las calles, donde por ahora los dirigentes oficialistas no afloran como aspirantes a conseguir cargos “a salir” –sólo asomó la cuestionada delegada de  Villa Elisa, Virginia Pérez Cattáneo, que ahora reporta al secretario de Gobierno Nelson Marino abandonando las filas del senador Juan Pablo Allan, un adelanto de este medio-.

Del otro lado de la grieta

En el armado peronista –con la posibilidad in crescendo de “una gran primaria” que de volumen político a la oferta opositora-, se pudo ver muy activo al diputado provincial bruerista Guillermo Escudero, quien intenta pisar fuerte en un terreno también disputado por otros que quieren llegar a la intendencia.

Se inscriben en esa lista su colega en Diputados Florencia Saintout –afirma que “ya fue elegida” por el Instituto Patria-; el concejal massista en tránsito hacia el lavagnismo Luciano Sanguinetti; la propia Riesgo –que primereó con su candidatura pintando paredes el año pasado-, y otros exponentes del amplio arco del panperonismo como Federico Martelli –del MUP-; o también por Unidad Ciudadana la concejala Victoria Tolosa Paz, quien usa las redes y envíos televisivos como trampolín y pantalla.

En el lavagnismo, tal como informó este medio el jueves, la novedad es que el ex concejal Oscar Vaudagna recibió un “ofrecimiento” formal de parte del economista Roberto Lavagna para jugar por la intendencia de la capital bonaerense. En esa lista de “candidateables” también figura como “sondeado” el médico radical Claudio Pérez Irigoyen y no se descarta que del sector crítico de la UCR –enemistado definitivamente con Garro-, salga algún nombre con chances de competir.

Justamente ese sector –que lidera el ex legislador Javier Quinterno y tiene a la edil Florencia Rollié como “espada”  en el Concejo-, se reunió hace unos días para manejar una agenda de ciudad y mostró una foto en la que el gran ausente del otrora denominado “Grupo Tannat” fue el ex diputado Sergio Panella, quien está por inaugurar un vistoso local sobre diagonal 73 para volver a jugar “al candidato”, deporte que le apasiona más allá de verlo perder una y otra vez. Desde que caducó su mandato de diputado en 2013, no pudo "mojar" cargos legislativos ni ejecutivos.

Lectores: 293

Envianos tu comentario