Información General
Llamado a la solidaridad

Tras perderlo todo en un voraz incendio, una familia de Los Hornos pide ayuda

  • El incidente se inició alrededor de las 10 de la mañana del martes 5 de marzo. (Foto: NOVA)
    Foto 1 de 2
  • El incidente se inició alrededor de las 10 de la mañana del martes 5 de marzo. (Foto: NOVA)
    Foto 2 de 2

Por Isaac Quispe Rojas de la redacción de NOVA

Una familia de Los Hornos lo perdió todo durante un voraz incendio que se produjo el fin de semana largo de Carnaval. La casilla de chapa y madera, ubicada en calle 152 entre 75 y 76, habitada por una pareja y sus dos hijos, fue reducida a escombros tras ser consumida completamente por las llamas.

De acuerdo con el relato de los testigos, el incidente se inició alrededor de las 10 de la mañana del martes 5 de marzo. El fuego fue ocasionado por un cortocircuito en una de las conexiones de la humilde morada y avanzó rápidamente ante la desesperación de los lugareños.

NOVA llegó hasta el lugar y conversó con Darío Barroso, dueño de la casilla, quien relató atónito: “Me fui a trabajar a la mañana y quedo mi señora con dos mis dos nenes –de 2 y 5 años–. Me llamaron por teléfono y me dijeron que se había prendido fuego, se ve que había un cable en el medio”.

El olor a humo y los gritos de los nenes hicieron salir a Gisela, vecina del damnificado, quien relató que el incendio fue apagado con baldes de agua que los pobladores del barrio acarrearon desesperadamente de una de las casas contiguas, porque “por el camino los Bomberos no pudieron ingresar”.

Cuando ocurrió el incidente, los dos niños estaban en su vivienda. Darío, un amigo del barrio que vive al lado, se arriesgó sin dudar, les tendió la mano y los rescató. “Ellos estaban pasmados, miraban el fuego cuando entré”, cuenta el hombre que los salvó de la tragedia.

Barroso, que es creyente, espera salir pronto de esta mala pasada se esperanzó: “Si Dios quiere, vamos a levantar todo de material y, el día de mañana, vamos a hacer un comedor acá para todos los niños”.

El joven padre contó que ante alquilaba y hace cuatro años compró el terrero. “Esto lo hice con todo el esfuerzo de años de trabajo”, masculló Darío mientras miraba lo que había sido su casa y que el fuego convirtió en cenizas.

Para quienes quieran solidarizarse y quieran colaborar con la familia del joven Darío pueden comunicarse al 221 602 7816, el teléfono del padre o con su vecina Gisela al 221 477 1609.

Lectores: 471

Envianos tu comentario