Información General
Alerta ambiental

La Plata se está transformando en la ciudad donde más crecen los basurales a cielo abierto

Preocupación ante la proliferación de basurales. (Foto: NOVA)

Por Isaac Quispe Rojas, de la redacción de NOVA

La Plata es la capital política y administrativa de la provincia de Buenos Aires, que fue fundada bajo los fundamentos propios del higienismo del siglo XIX, y contemplaba ciertas condiciones de salubridad en el ambiente. Pero entrado el siglo XXI todo parece ir marcha atrás y, en los últimos años, la ciudad de las diagonales se ha convertido en el asiento de un sinnúmero de basurales a cielo abierto que proliferan a vista y paciencia del gobierno de turno.

Para pruebas, basta recorrer Tolosa, Ringuelet, Hernández, San Carlos, Los Hornos, Altos de San Lorenzo, Arana, Villa Elvira, Melchor Romero, Lisandro Olmos o Villa Elisa, que son las localidades más afectadas por la contaminación propia de un aglomerado urbano, que sufre graves deficiencias en la recolección y reciclado de los residuos por parte de la empresa Esur, que en 2018 volvió a ganar la licitación por ocho años más por un monto de 12.067.250.400 pesos.

Ante la falta de recolección, a muchos vecinos no les queda otra salida que quemar o tirar la basura en alguna esquina, lo que provoca focos infecciosos que requieren urgente tratamiento. “La basura tapa los barrios de la capital de la provincia de Buenos Aires”, afirmó la legisladora provincial por Unidad Ciudadana-FpV-PJ, Florencia Saintout.

Una muestra gráfica de eso es la cantera de Altos de San Lorenzo que va de 83 bis a 87 y de 15 a 17. NOVA llegó hasta el lugar y pudo comprobar que la acumulación de basura no cesa desde hace años. Otro ejemplo, es el basural asentado en 528 a 530 y de 177 a 176 en Melchor Romero, donde los vecinos ya se cansaron de reclamar.

“Mientras (Julio) Garro utiliza la frase ¨hacer el futuro¨ se olvida del presente de la ciudad”, arremetió la dirigente kirchnerista y añadió: “Esto así no puede seguir, debemos escuchar las necesidades de nuestro pueblo que está sufriendo”.

Como se sabe, en 2016, la provincia sancionó la ley 13.592 que fija los procedimientos para la gestión integral de los residuos sólidos urbanos (GIRSU) y se reglamentó mediante decreto 1215/10 que establece que la autoridad de aplicación será el Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (OPDS).

En ese marco, la ley establece obligaciones para los municipios, que deben presentar ante el OPDS un programa integral de GIRSU y comprometerse a reducir en un 30 por ciento la totalidad de los residuos, en un plazo de 5 años, para garantizar condiciones de vida digna y de salubridad a la población.

Sin embargo, la comuna platense no cumple con la legislación vigente y los barrios de la periferia siguen en el olvido y los basurales a cielo abierto se multiplican incesantemente, convirtiéndose en focos de riesgo para los brotes de plagas y enfermedades como la aparición de casos de hantavirus.

Desde el  Consejo de Tierra y Hábitat local se han realizado varias denuncias tanto a las delegaciones platenses como al OPDS, conducido por el licenciado Rodrigo Aybar, pero no hay respuestas de un lado ni del otro. A todo esto, se suma el desmantelamiento de las cooperativas municipales de limpieza de los barrios.

Lectores: 258

Envianos tu comentario