Judiciales y Policiales
La caja negra de la Bonaerense

Causa de los sobres: dos comerciantes admitieron pagar por protección policial

Los ocho ex jefes policiales están imputados por los delitos de "asociación ilícita, percepción de dádivas y concusión (coimas)".

Dos testigos reconocieron este jueves haber entregado dinero a la Policía a cambio de seguridad, en el marco del juicio oral que se le sigue a ocho ex jefes de la Bonaerense en La Plata, detenidos por supuesto pedidos de coimas a comerciantes, informaron fuentes judiciales.

Una de ellas fue Elizabeth González, propietaria de una remisería en la periferia de la ciudad, quien admitió ante el Tribunal Oral Criminal 3 haber entregado “una vez” dinero a cambio de seguridad en su comercio.

González prestó testimonio en la tercera jornada del juicio oral que se realiza a ocho ex comisarios por la llamada "causa de los sobres de la Departamental" en los Tribunales de la capital provincial.

"Apareció una persona de civil a cobrar, dijo que era policía. Una vez sola vino, le di cincuenta pesos, y después no vino más”, dijo la propietaria de la agencia de remises ubicada en 169 y 520, en el barrio platense de Melchor Romero.

Agregó que “no recordaba su nombre (en referencia al policía), pero le dijo que “era seguridad de la Policía”.

Tras la declaración de la mujer, prestó testimonio su pareja, Sergio Juan, quien se desempeña como remisero en esa agencia y ratificó el pago de la coima.

Luego, declaró ante los jueces Ernesto Domenech, Santiago Paolini y Andrés Vitali, el testigo Luis Galgano, miembro de la Policía Judicial, quien explicó parte de la investigación realizada, la cual estuvo a cargo del fiscal Marcelo Martini.

El testigo dijo que recorrió diferentes comercios de la periferia platense (en particular supermercados de origen chino y agencias de remises) en búsqueda de pruebas por posible pedido de “coimas” por parte de la Policía bonaerense.

Galgano recordó “el caso de un remisero que admitió el pedido de dinero para protección, porque de no hacerlo le requerirían la documentación necesaria para su actividad laboral", pero se negó a prestar declaración "por temor a que le prendan fuego su casa”.

Los ocho ex jefes policiales están imputados por los delitos de "asociación ilícita, percepción de dádivas y concusión (coimas)".

Los detenidos son el ex jefe de la Departamental La Plata, el comisario mayor Darío Camerini; su segundo, Rodolfo Daniel Carballo; el ex secretario de la repartición, Walter Skaramowsky, y el ex jefe de calle, oficial Ariel René Huck.

En la misma situación están el jefe de la comisaría segunda, Sebastián Velázquez; el de la seccional de Los Hornos, Sebastián Cuenca; el de Villa Elisa, Raúl Frare, y el de Tolosa, Julio Sebastián Sáenz.

En la causa también estuvo acusado y preso el ex comisario Federico Máximo Jurado, pero fue hallado muerto en enero de 2017 en la celda que ocupaba en la Unidad Penitenciaria 9 de la capital bonaerense.

También son juzgados, aunque llegaron libres al juicio, el ex comisario de la cuarta, Juan Retamozzo y la secretaria del jefe de la departamental, María de los Ángeles Ramírez, acusada de "encubrimiento agravado".

En las primeras dos jornadas del juicio declararon integrantes de Asuntos Internos y los testigos civiles de inspección sorpresiva realizada aquel 1° de abril de 2016 en la sede de 12 entre 61 y 62, en la Departamental La Plata, donde en el segundo cajón de un escritorio hallaron 36 sobres con 153.700 pesos.

Los abogados defensores intentaron imponer la idea de que los sobres fueron “plantados”.

Lectores: 272

Envianos tu comentario