Judiciales y Policiales
Espera el accionar de la fiscalía

Padre encadenado por pedir justicia: hace un año violaron a su hija y los agresores siguen sueltos

  • Julio Cesar Villarruel, el padre de la víctima, se encadenó en las puertas de Judiciales. (Foto: Ximena González- NOVA)
    Foto 1 de 3
  • Julio Cesar Villarruel, el padre de la víctima, se encadenó en las puertas de Judiciales. (Foto: Ximena González- NOVA)
    Foto 2 de 3
  • Julio Cesar Villarruel, el padre de la víctima, se encadenó en las puertas de Judiciales. (Foto: Ximena González- NOVA)
    Foto 3 de 3

Otro caso aberrante vuelve a golpear a la sociedad. Esta vez, vinculado al abuso sexual a menores, y puntualmente a una nena de 8 años que fue violada por su primo y su tío, hermano del padre, pero hasta ahora la Justicia ha hecho oídos sordos y le dio la espalda a la víctima.

En este sentido, el padre de Leila Villarruel tomó una drástica medida tras esperar un año para recibir respuesta de alguna fiscalía o ente de la Justicia, al ver que nadie lo escuchaba decidió encadenarse en la sede de Judiciales en calle 7 entre 56 y 57 de la ciudad de La Plata.

Asimismo, en diálogo con NOVA, Julio Cesar Villarruel expresó que luego de permanecer encadenado “me dieron una respuesta de palabra desde la asistencia para las víctimas fiscalía, me aseguraron que se van a hacer las cosas que yo pedí y que todo lo que tengan que hacer que lo van a hacer”.

Sobre esto, aseguró que “el secretario de la fiscal del caso del abuso del mayor, me garantizó que mi hija va a ir a cámara Gessell y que va a tomar declaración a los testigos, y yo por eso voy a deponer mi actitud”.

Además, le contó a este medio que durante éste miércoles, a las 16 horas se encadenó junto a un bidón de nafta, y entre lágrimas confirmó que si no recibía algún tipo de aliento judicial, se prendería fuego para llamar la atención y conseguir justicia por su hija.  

Por otra parte, tras ser consultado por las herramientas que el Estado debería proporcionarle, aseguró que “mi hija no tuvo ninguna asistencia de parte de la Justicia, nosotros no tenemos muchos recursos tampoco para poder hacerlo y yo trabajo y cuido a mis hijos, y tampoco tengo mucho tiempo; la hemos llevado a psicólogo privado las veces que podemos por el tema económico, así que yo pido que le den asistencia, porque estas cosas trae secuelas”.

Tras un relato desgarrador de un padre desesperado, confirmó que la nena está bien, aunque por momentos llora y la familia se siente desmoronada por la situación de injusticia.  

Finalmente, quiso dejar un mensaje para que se tome conciencia de la gravedad de estos casos: “A las víctimas les quiero decir que hablen, que eso les va a ayudar a poder sanar; a la Justicia le pido que piensen en los chicos, y a la DDI que tengan la delicadeza de ser más prolijos en su accionar. Que el gobierno haga algo para asistir a la criatura y que el día de mañana no tengan secuelas terribles.”

Lectores: 751

Envianos tu comentario