Panorama Político del Gran La Plata
El escenario político en La Plata

Otro triunfo para Garro en el Concejo y ruidos en el peronismo que empañan "la unidad"

Ileana Cid se impuso como titular del cuerpo y el grueso del peronismo –encabezado por Lorena Riesgo- acusó a Fabián Lugli de “traidor”. (Dibujo: NOVA)

Como ocurrió en diciembre, cuando en el marco de una sesión maratónica el intendente platense Julio Garro logró un triunfo político al obtener la aprobación del presupuesto del último año de su mandato, nuevamente el Concejo Deliberante fue escenario de una victoria oficialista.

La imposición de la ex funcionaria municipal Ileana Cid como presidenta del cuerpo deliberativo –tras la polémica salida de Fernando Ponce, futuro jefe de campaña- llevó días enteros de negociaciones y finalmente derivó en un cimbronazo político dentro del peronismo, que, en proceso de búsqueda de la unidad, intentaba catapultar un candidato propio y terminó desnudando sus fisuras con pases de factura de por medio.

La ahora ex vicepresidenta primera y precandidata a intendente Lorena Riesgo fue quien motorizó un pedido de sanción disciplinaria –lo hizo a través de una carta al titular del PJ bonaerense Fernando Grey-  para el ex edil bruerista Fabián Lugli –Consejero de ese organismo- quien se terminó quedando con el segundo cargo de importancia del deliberativo –a vicepresidencia 2da fue para la massista Virginia Rodríguez-.

Pregonando la necesidad de “unidad”, la letra de la misiva acusó al concejal de romper el acuerdo preexistente con el que todos los ediles de extracción peronista de la oposición intentaban dificultarle al oficialismo la obtención de la presidencia. “Se reunió con el oficialismo y el intendente rompiendo su compromiso con sus pares peronistas y reclamó para sí un cargo a cambio de dar el quórum”, acusaron.

“Eso arrojó por el piso y lesionó fuertemente el acuerdo de la oposición peronista, quien perdió la chance de obtener la presidencia del Concejo”, continúa la carta que acusa a Lugli lisa y llanamente de “traidor”.

Al cierre de la semana, el conflicto, lejos de disiparse, disparó todo tipo de versiones sobre el futuro político de Lugli, a quien casualmente se le vence el mandato este año. Algunos rumores hasta llegaron a circunscribir su futuro político dentro de las filas de Cambiemos.

Con todo, el oficialismo aprovechó el río revuelto para fortalecerse puertas adentro y comenzar a encarar el año electoral con la mirada puesta en la gestión. Esa fue la consigna bajada por Garro  a su tropa en un reciente “retiro” político en las afueras de la ciudad, donde además advirtió sobre la inconveniencia de exhibir internas palaciegas.

Visita del “cuervo” y trabajo territorial K

En el mundo K, la data saliente de la semana que termina fue la presencia en Villa Elisa del líder camporista Andrés “Cuervo” Larroque, quien acompañado de la diputada bonaerense Florencia Saintout inauguró la unidad básica “Me Verás Volver”.

La movida, en rigor, fue la excusa ideal para ironizar con su posible candidatura a senador provincial, hipótesis que algunos descartan de lleno y otros se esfuerzan en alimentar. También para fogonear ante la militancia un posible acuerdo con el massismo que le dé volumen electoral a un frente opositor a Cambiemos.

En el marco de la actualidad sectorial dentro del kirchnerismo, el Frente Eva Perón se posicionó como columna vertebral del Ateneo Néstor Kirchner después del lanzamiento de esa construcción de 35 organizaciones sociales y políticas, que tuvo al diputado nacional Máximo Kirchner como principal protagonista, hace un mes en la capital bonaerense.

En el búnker cristinista platense ponderaron “el trabajo territorial” y la “capacidad de movilización” de esa agrupación que nuclea a importantes cooperativas y organizaciones sociales de la ciudad.

Lectores: 648

Envianos tu comentario