Opinión
Preocupación en Brandsen

La Provincia falsificaría medicamentos

Antonio Tourville, farmacéutico.

Por Antonio Tourville (*), especial para NOVA

Este miércoles en la localidad de Coronel Brandsen, el presidente de la Cooperadora del Hospital local, Fernando Ferran, anunció por Canal 5 la puesta en marcha de la colocación de una planta tipo PSA , de producción de Oxigeno Medicinal en el nosocomio, resaltando que con esto se ahorraría dinero.

El año pasado habiéndome enterado por televisión, por radio y por el semanario Tribuna de la intención de colocación de la planta PSA, solicité la banca pública en el Concejo Deliberante para explicarles a los ediles la ilegalidad del tema, en mi carácter de farmacéutico experto en Gases Medicinales e integrante de la Comisión de Gases Medicinales de la Farmacopea Argentina. El pedido no fue atendido y la banca no otorgada.

Quería comunicarles que dicha planta no cumple con lo exigido por la Farmacopea Argentina que en su monografía a hojas 714 dice: “El Oxígeno producido por el proceso de licue facción del aire y el oxígeno extraído del aire mediante un proceso de tamizado molecular, debe contener no menos de 99,5 por ciento, en volumen, de PM. A la temperatura de 20 °C y bajo una presión de 101 kPa, un volumen de oxígeno medicinal se disuelve en aproximadamente 32 volúmenes de agua”.

La planta que se colocara produce un gas que puede contener una concentración de oxígeno a lo sumo del 94 por ciento. La pureza de 99.5 por ciento de oxígeno se le exige a este medicamento para minimizar su tenencia de impurezas, que en este caso es de 0.5 por ciento, y estas máquinas dan una pureza de  94 por ciento, lo que maximiza sus impurezas, al 6 por ciento .

Al no cumplir con esto, este gas no es medicinal y dispensárselo a un paciente es un delito tipificado en nuestros códigos, como falsificación de medicamentos. Como no pude obtener la banca abierta concurrí a la Municipalidad y me reuní con el intendente Daniel Cappelletti y varios colaboradores, y les expresé la ilegalidad de lo que anunciaban y el peligro para la salud pública que esto conllevaba.

Al tiempo y al ver que continuaban con el cometido, publiqué en una página de internet los artículos de las leyes que regulan este tema en la Provincia y dediqué varios programas de radio a explicar el tema. Viendo que nada pasaba y se proseguía con el emprendimiento, llamé al presidente de la Cooperadora del Hospital y me reuní con la Comisión de dicha Cooperadora, explicándoles y mostrándoles la legislación vigente.

A pesar de todo esto el proceso continuó con el agravante que ahora anuncian que la Provincia autorizaría la planta y certificaría su producto, lo que quiere decir que el Gobierno bonaerense autorizaría falsificar el medicamento oxígeno dado que la Ley 10.606 dice: “Se entiende por especialidad medicinal todo medicamento que se ajuste a la definición de la Farmacopea Argentina, elaborado en establecimientos o fábricas destinadas a este fin, los que no podrán desarrollar sus actividades sin la previa aprobación y autorización del Ministerio de Salud, acorde con la reglamentación”.

En tanto, la ley 11.405 establece que “los productos comprendidos en la presente normativa deberán reunir las condiciones establecidas en la farmacopea argentina o en Códigos Internacionales de reconocido valor científico. Cuando obren en poder de la autoridad sanitaria trabajos de probada calidad científica en los cuales se hayan contemplado todos los pasos pertinentes de investigación y evaluación de un medicamento nuevo, la autoridad de aplicación podrá autorizar proceso de fabricación”.

Esto significa que toda especialidad medicinal tiene que reunir las condiciones que establece la Farmacopea Argentina y en caso de no figurar en ella, se pueden utilizar otros códigos internacionales. Quiero resaltar que la ANMAT promulgó la Disposición 4.373/2002 para regular específicamente estas plantas: “Las plantas generadoras deberán contar: con un director técnico farmacéutico responsable que deberá conocer el proceso de generación y fraccionamiento, la manipulación de cilindros, el mantenimiento preventivo y correctivo de la planta y el control del gas oxígeno medicinal producto de la separación del aire por adsorción. Todo el personal conocerá las Buenas Prácticas de Fabricación y Control para medicamentos y las específicas para el gas oxígeno medicinal generado por este proceso, y será consciente de los aspectos críticas y que los riesgos potenciales involucrados”.

Esto muestra a las claras la alta posibilidad de producción de males sanitarios con este procedimiento, a lo que cabe agregar la contaminación virósica y bacteriana resistente abundante en los centros sanitarios, que contaminan el aire circundante. La Provincia, según lo anunciado ,estaría por habilitar como oxígeno medicinal una falsificación de baja pureza y tenor de impurezas indeterminado y variable, dado que no se envasa y no se analiza por lote. Una verdadera barbaridad.

(*) Farmacéutico

Lectores: 160

Envianos tu comentario