Concejo Deliberante
Entrevista con el concejal del GEN

Gastón Crespo: "A la gestión de Garro le falta transparencia; te escucha, pero después no resuelve"

  • El concejal platense visitó las oficinas de NOVA, donde abordó el escenario político local y nacional. (Fotos: NOVA)
    Foto 1 de 5
  • El concejal platense visitó las oficinas de NOVA, donde abordó el escenario político local y nacional. (Fotos: NOVA)
    Foto 2 de 5
  • El concejal platense visitó las oficinas de NOVA, donde abordó el escenario político local y nacional. (Fotos: NOVA)
    Foto 3 de 5
  • El concejal platense visitó las oficinas de NOVA, donde abordó el escenario político local y nacional. (Fotos: NOVA)
    Foto 4 de 5
  • El concejal platense visitó las oficinas de NOVA, donde abordó el escenario político local y nacional. (Fotos: NOVA)
    Foto 5 de 5

En el marco de la una entrevista en profundidad sobre la actualidad de la gestión municipal en La Plata y la inminencia del comienzo de la campaña electoral rumbo a las legislativas, el concejal del GEN dentro de Progresistas Gastón Crespo cuestionó la marcha de la administración de Cambiemos y auguró una buena performance en las urnas del flamante acuerdo con el Frente Renovador massista.

“En un año y medio no podemos encontrar una política pública que haya comenzado a mostrarse desde cero. No teníamos mucha expectativa sobre esta gestión, que es abierta al diálogo, te escucha, pero después no resuelve”, criticó el dirigente, quien asumió que su nombre está en discusión para el armado de las listas, aunque prefirió un perfil mesurado. “Todavía estamos presentando propuestas programáticas y una agenda legislativa común”, explicó.

La necesidad de plantear un nuevo Código de Ordenamiento Urbano (COU), la situación del frente Cambiemos y la figura de Margarita Stolbizer, en el itinerario de este reportaje.

-¿Qué lugar tiene la agenda legislativa local en pleno inicio de un año electoral?

-Esta  elección es distinta a las demás por varias razones. Al haber habido un cambio de gobierno en los tres niveles, nacional, provincial y municipal, con uno año y medio de gestión de Julio Garro, se da una situación atípica. El marco es distinto además porque hay una crisis económica muy grande y muchos vecinos platenses la están pasando muy mal. No va a ser una campaña tan larga como la anterior, primero porque es legislativa; y segundo porque la crisis  hace que la ciudadanía esté pendiente de temas muchos más cotidianos…

Eso nos da la posibilidad, a los que pensamos la campaña desde otro lugar, de instalar temas de agenda; temas cotidianos.  El Concejo Deliberante va a ser la caja de resonancia de los problemas de los vecinos. Por eso se imponen problemáticas como el transporte, el tema de la basura, del pavimento, el tránsito y el de la seguridad.

-¿En qué aspectos de gestión defraudó la administración  del intendente Garro según el universo de expectativas que había?

-Creo que directamente no hay gestión. La ciudad está sucia y abandonada. Hay roturas de veredas, basurales a cielo abierto… el transporte es ineficiente y hay temas estructurales irresueltos. También hay que ser sinceros y honestos al decir que el intendente dejó una ciudad devastada por falta de inversión de parte de la gestión anterior, de la gestión de Pablo Bruera.

Igualmente  en un año y medio no podemos encontrar una política pública que haya comenzado a mostrarse desde cero. No teníamos mucha expectativa sobre esta gestión. Esta gestión es abierta al diálogo, escucha, pero después no resuelve. También creíamos que iba a haber transparencia, y por ejemplo no se ve reflejado esto en la contestación de los pedidos de informes. No hay transparencia en la gestión pública.

-¿Cómo la evaluás en materia de capacidad política?

A las pocas políticas públicas ejecutadas, les faltó cintura política como agravante. En el tema social se manejó todo muy mal. En materia de pavimento y mejorado de calles se estuvo un año sin hacer absolutamente nada. Se realizaron bacheos pero no mucho más. En espacios públicos pasó algo similar. En la recolección de residuos estamos iguales o peor que antes. Mejoró un poco el tema de los cortes de pasto en  el casco urbano, pero en los barrios periféricos abundan los pastizales. Sigue mal el tema de las luminarias: no hay un área que haya mejorado.

El acuerdo con el massismo y la agenda electoral

La relación con el Frente Renovador es buena y estamos ante un escenario en el Concejo Deliberante donde no hay mayorías. Eso forzó a consensos y diálogos. Obligó a todos los bloques a dialogar, tanto oficialistas como opositores. Después de la decisión de Margarita Stolbizer y Sergio Massa de mancomunar una agenda legislativa, el año pasado, comenzamos a trasladar eso a nivel local. Hay  proyectos conjuntos y estamos desarrollando una agenda legislativa para proponer a la ciudadanía. En esta elección deben votarse propuestas más que candidatos, porque es una elección legislativa y no ejecutiva. Creemos que es muy sano que el oficialismo no tenga mayoría.

-Hay versiones que hacen presumir que el GEN modificaría la carta orgánica para que algunos dirigentes, como es tu caso, pueden repetir mandato…

-Nosotros sinceramente todavía no hemos discutido candidaturas. Pero tenemos en claro que hay nombres en danza, como el mío. Yo agradezco a quienes impulsan esa idea y sobre todo que tenga algún grado de respaldo en la sociedad. Hemos venido trabajando con los vecinos en el Concejo y eso tiene sus frutos. Por ahora estamos hablando de la agenda programática y seguramente en un corto plazo comenzarán a definirse los nombres para las listas. Hay lugar para candidatos de distintos espacios políticos. Y obviamente hay una ley electoral que posibilita que sin un sector no se siente representado, puede disputar una interna. Las PASO son una buena herramienta, pero todavía tenemos tiempo…

-Te pongo en analista  desde la otra vereda. ¿Cómo ves a Cambiemos desde el punto de vista político en función de la interna que tienen con un sector del radicalismo?

-Considero que en general hay un Concejo bastante racional. Muchas veces se exacerban por posturas políticas cuestiones que serían más simples si se apuesta al sentido común y los intereses vecinales. Creo que todos los espacios han tenido una acción responsable. Hemos acompañado casi por unanimidad los proyectos que mandó el Ejecutivo, porque creímos que debíamos acompañar. Hubo excepciones como la ampliación de la adenda para la recolección de residuos a cargo de Esur, donde algunos entendimos que no era buena y no la hemos acompañado, ya sea por abstención o por voto en contra. Lo mismo pasó con el aumento de tasas. Pero en general ha primado la racionalidad y eso demuestra que no es trágico que un Ejecutivo no tenga mayoría propia.

En ese marco, veo a un oficialismo que, con sus matices, ha terminado votando unánimemente en el Concejo. Esto más allá de algunas posturas distintas mediáticamente hablando.

-Por lo general no hay un conocimiento cabal por parte del vecino de a pie de qué tarea cumple un concejal y cómo funciona el Concejo Deliberante. ¿Esto es para realizar una autocrítica?

-Creo que sí. El vecino no logra dimensionar la tarea que realizamos, al tratar proyectos que terminan beneficiando o perjudicándolos. Pero hay una responsabilidad compartida por todos los concejales. Esto viene desde hace mucho. Tenemos que buscar los mecanismos para abrir el Concejo al vecino, para que el vecino participe. A veces discutimos temas que no son potestad nuestra, por ejemplo.

-Son temas para “la tribuna”…

-Exacto. Tenemos que discutir políticas para la ciudad, políticas de Estado, una agenda de temas como las que ya nombramos. La Plata, por ejemplo, es una de las ciudades con más accidentes de tránsito del país. Muere un vecino por accidente cada menos de tres días y mucho de esto se puede evitar. También está el tema de la urbanización, de las obras hidráulicas.  Esto debemos cambiarlo.

-Hablando de urbanización, hay vigente un código de Ordenamiento Urbano sospechado de “vicioso” por muchos sectores…

-Yo lo he denunciado en la Justicia junto a vecinos e instituciones y nos terminaron dando la razón. La Corte Suprema provincial nos dio la razón y algunos puntos del COU se modificaron, pero es una deuda pendiente. Fue un código muy nocivo. Hubo concejales del oficialismo bruerista que decían que alarmábamos a la sociedad con nuestras clíticas. Esto en relación a las advertencias por los desbordes cloacales, la falta de presión de agua y las roturas de cañerías, por ejemplo. La realidad demostró que está pasando justamente todo esto.

El Código de Ordenamiento Urbano fue un negocio de las inmobiliarias y constructoras vinculadas al ex intendente Bruera. Tenemos que re discutir el código y hacer uno que sea mejor. Los vecinos  van generando sus barrios como pueden por la densidad poblacional que hay y la falta de espacio, pero esto trae sus consecuencias: llueve y se inunda, no hay servicios esenciales, etc.

Los números del 2016

-Estamos en una instancia clave por el inicio del tratamiento de la rendición de cuentas en la comisión de Hacienda…

-Se empieza a discutir por estos días y tenemos que evaluar los números. Seguramente desde el punto de vista técnico van a “cerrar”, pero eso no quiere decir que esa rendición no refleje la inacción del Ejecutivo durante todo el año pasado. Nos preocupa que la gestión de Garro venda como un logro el superávit. No puede haber sub ejecución de gastos cuando hay tantos problemas sin resolver, como la situación de los centros de salud, el caos del tránsito, las pérdidas de agua en la calle…

Tampoco hay recursos para la cultura y para el desarrollo social. Es una gestión pobre en materia de políticas públicas. No te puede sobrar dinero con tantos problemas, en principio, es algo inmoral.

La figura de Stolbizer

-¿Qué tiene para ofrecer Progresistas como frente electoral y qué importancia tiene la figura de Margarita Stolbizer cómo símbolo de alternativa en la Argentina de los últimos quince años?

-Margarita Stolbizer representa coherencia y honestidad. Ella vive como dice y puede denunciar a quienes son corruptos porque lo puede demostrar con su vida: una vida austera, como la de la mayoría de los argentinos. Y es coherente porque tiene una visión de país que defiende a través de sus ideas con propuestas concretas y acciones electorales. Siempre buscó caminos difíciles pudiendo haber estado cómoda. Esto tiene que ver con Progresistas. Todos los partidos que somos parte tenemos como base la solidaridad, la igualdad y la transparencia. 

Lectores: 707

Envianos tu comentario