Política
Entrevista con la concejal de la UCR en Cambiemos

Rollié reaviva interna: "La gestión de Garro es muy mala, sentimos mucha decepción"

  • “Veremos quién interpreta mejor a Cambiemos”, dijo la edil reafirmando la posibilidad de otra interna con el PRO. (Fotos: NOVA)
    Foto 1 de 3
  • “Veremos quién interpreta mejor a Cambiemos”, dijo la edil reafirmando la posibilidad de otra interna con el PRO. (Fotos: NOVA)
    Foto 2 de 3
  • “Veremos quién interpreta mejor a Cambiemos”, dijo la edil reafirmando la posibilidad de otra interna con el PRO. (Fotos: NOVA)
    Foto 3 de 3

A poco de iniciarse el período ordinario de sesiones, donde el intendente Julio Garro dará su segundo discurso en la asamblea legislativa del Concejo, la concejal del radicalismo crítico dentro de Cambiemos, Florencia Rollié, trazó un panorama negativo de la gestión comunal y volvió a reafirmar la intención de competir en las PASO: “Reclamamos un rol más protagónico, porque se han cometido muchísimos errores”, cuestionó la dirigente que milita en el sector díscolo de los “boinas blancas” junto a los ex pre-candidatos Sergio Panella  y Claudio Pérez Irigoyen, entre otros.

También volvió a insistir en un proyecto de ordenanza para descentralizar los centros comunales y la elección directa de los delegados: “Las delegaciones están estalladas y se está trabajando con un sistema arcaico, un sistema envejecido”.

-¿Cómo se encuentra Cambiemos en términos estrictamente legislativos a poco de un nuevo inicio de sesiones ordinaria del Concejo?

-Está en una etapa de definiciones a nivel nacional, provincial y local; es un año electoral y hay que definir candidaturas y roles. Hay mucha ebullición porque se desvió el espíritu original de Cambiemos, donde inicialmente el PRO tomó las riendas y la UCR y la Coalición Cívica acompañaban. Hoy estamos pidiendo otro papel, un papel más protagónico en torno a la toma de decisiones. Se han cometido muchos errores”.

-Desde que comenzó la gestión hubo diferencias insalvables del sector del radicalismo que representas  con la gestión del intendente ¿No sería más práctico o sensato romper con el bloque oficialista?

-Ante todo nunca estuve de acuerdo con que debería romperse, pero tampoco  esto puede ser así porque dentro del radicalismo de cuatro concejales –NDR: Claudio Frangul, Guillermo Ronga, Juan José Cardozo y Rollié-, tres son muy afines al gobierno. Si estuviéramos los cuatro de acuerdo en acompañar o en escindir el bloque, se haría. Pero nosotros no estamos dispuestos a renunciar porque Cambiemos no es una persona: no es Julio Garro; es un conjunto de valores, de principios y de ideas… Que además coinciden con el ideario de la UCR. En todo caso veremos quién interpreta mejor a Cambiemos.

-Entonces la posibilidad de una interna sigue latente. ¿No es un síntoma político de debilidad ante un escenario que muestra al peronismo en proceso de reagrupamiento?

-En realidad ir a las PASO es una decisión que tomó nuestro espacio y refleja en hechos concretos todo lo que venimos diciendo y haciendo en el 2016. Es una cuestión de coherencia. Pero no estoy de acuerdo con que debilite al espacio; todo lo contrario, lo fortalece. Es un signo de tolerancia y de democracia hacia adentro.

Nosotros vemos que la gestión no cumplió ninguna de las pautas y compromisos que se presentaron durante la campaña. Sentimos eso y mucha decepción. Y los resultados están a la vista: hay deudas con los vecinos en cuestiones básicas y elementales como los residuos, las luminarias, la falta de asfalto, los servicios públicos, el transporte… no se ha podido avanzar ni siquiera en esas cuestiones que son indispensables para la vida cotidiana de la gente. No se ven resultados en cuestiones como el medio ambiente, o las bicicendas…

-También hay una mirada crítica con el tema de las delegaciones comunales…

-Sí, son muchas cosas. Necesitamos reformas estructurales. Presentamos hace nueve meses en el Concejo un proyecto muy ambicioso para descentralizar al menos las 18 actuales delegaciones. Tiene tres ejes: la descentralización política, la financiera y la ejecutiva. El aspecto más importante es la elección directa del delegado. Planteamos mayor autonomía, a través de entes descentralizados.

El delegado debe ser elegido por los vecinos. En cuanto a la financiera,  cada delegación debería contar con presupuesto y recursos propios. Esto se haría a través de un porcentaje de coparticipación que llega al municipio a través de la Provincia. El 60 % de ese monto, según planteamos, tendría que ir a las delegaciones para obras en los barrios. Y se dividirían las partidas en función de cantidad de habitantes, de salas sanitarias y de particularidades de cada delegación. También queremos perfeccionar el presupuesto participativo. Todo esto garantiza que los ciudadanos tengan obras y servicios.

-Volviendo al plano electoral. ¿Comenzaron a definir quienes podrían ser los candidatos?

-Nosotros tenemos buenos candidatos, como Pérez Irigoyen y Panella, pero va a ser una decisión el espacio. El radicalismo oficialista ya está con Garro y ha podido colocar funcionarios, así que descontamos que ellos arreglarán  lugares en las listas con él.

-¿Cómo calificarías la gestión?

-La gestión es muy mala; no tengo dudas. Si uno pone una vara para aprobar o desaprobar, claramente desaprueba. No se brindan los servicios elementales para la vida ciudadana e incluso a habido un retroceso, por ejemplo, en ampliarle a la empresa Esur el servicio. Le dieron el cien por ciento de la recolección de residuos cuando ya se conocía la deficiencia del servicio. Es muchísimo dinero. Son 55 millones por mes. Está a la vista cuál es el resultado. El último temporal dejó a la vista estas falencias, todavía hay ramas en los barrios de la periferia.

-¿Cómo quedó tu relación con el presidente del Concejo, Fernando Ponce, después de la novela política que los enfrentó el año pasado con el tema del Mercado Regional como principal disparador?

-Yo con Ponce no tengo ni tenía ningún tipo de relación personal. La verdad es que tuvimos una discusión fuerte por cuestiones políticas y sigo teniendo las mismas diferencias, que se van a mantener porque tiene que ver con una forma de ver las cosas, con una escala de valores. Es muy difícil que podamos coincidir.

En cuanto al mercado, estuvo acéfalo durante meses y no se hizo ninguna reforma puntual, concreta. Se quedaron en el marcado muchas personas y todavía no sabemos si María José Scottini es funcionaria. Al titular del mercado debe elegirlo el Concejo Deliberante. Desde hace poco hay un interventor, pero no sabemos más nada. La denuncia que nosotros hicimos avanza y vamos a aportar nuevos elementos, porque Garro dijo que quería transparentar el mercado y acá nadie le pidió la renuncia a nadie. Garro, si admite que hay que “transparentar”, lo que debería haber hecho es un sumario administrativo y en caso de tener elementos, una denuncia penal.

Sanz y la gestión nacional

-¿Por qué ante los desaciertos del gobierno nacional en el plano político no se acude a la figura de Ernesto Sanz, que fue uno de los tres mentores de Cambiemos? Hace unos días se te vio en una foto junto al dirigente mendocino…

-Lamentablemente Sanz decidió  correrse del lugar que tenía tanto en el radicalismo como en el que podría haber tenido en el Gobierno. Tiene un vínculo muy directo con el presidente y es una especie de asesor, ya que Mauricio Macri confía mucho en él. Pero eso no repercute hacia el radicalismo.

El se alejó por cuestiones personales, según dijo. A mí  me hubiese gustado que tuviese un rol importante en la gestión y hubiera podido ayudar muchísimo en el rol dentro del partido. Creo que al gabinete macrista le falta política y por eso muchos están pidiendo que Sanz se incorpore Hay mucho de marketing y de imagen, pero con eso no alcanza. Se necesita agenda política. Con la comunicación sólo conseguís resultados en la campaña. La gestión necesita grandes transformaciones desde la política.

Lectores: 3064

Envianos tu comentario