El escenario político

El massismo trabaja para evitar nueva interna pero hay distintas vertientes en pugna

Piezas del rompecabezas del FR-UNA. Carlos Melzi, José Arteaga y Oscar Vaudagna. El ex alcalde de Tigre sigue de cerca los movimientos de sus peones en la capital bonaerense (Ilustraciòn: NOVA)

Entre las actividades proselitistas de mayor peso durante una semana con definiciones políticas, se destacó la visita  a La Plata de los diputados nacionales y líderes del Frente Renovador y GEN Sergio Massa y Margarita Stolbizer.

Fue un encuentro que tuvo como excusa formal la presentación de la escuela de gobierno conducida por el ex titular de la Cámara de Diputados, Jorge Sarghini, pero que en los papeles sirvió para reavivar las más diversas especulaciones sobre un acuerdo electoral que ya casi está sellado.

Este medio ya adelantó en varias oportunidades que en la capital bonaerense, una alianza del massismo con el progresismo ya  arrojó los primeros borradores de las nóminas, que según se supo de distintas fuentes, incluiría en equilibrada proporción a dirigentes de ambos espacios. 

Si bien nadie  confirmó oficialmente el acuerdo, ese fue el espíritu que rondó durante el cónclave al que asistieron legisladores provinciales, concejales y militantes. En el massismo particularmente, por ahora las versiones hablan de una lista de unidad para evitar el desgaste de las primarias; en última instancia, de dos nóminas en competencia.

“No repetir los errores del 2015” es la consigna. En esa instancia decisiva, cinco pre-candidatos fueron a una interna que dejó debilitado al espacio FR-UNA, que en las generales no pudo superar los 17.7 puntos que sumaron todos los internistas en las PASO.

El escenario actual, aunque asoma más homogéneo, también hay ramificaciones. La línea oficial  -que ganó las primarias pasadas- está encolumnada tras la figura del diputado provincial Juan José Amondarain, a quien se le vence el mandato –pasaría a desempeñarse como asesor de primera línea en la campaña de Massa- y apuesta a que el concejal José Arteaga encabece la nómina para la  Cámara baja.

Para el Concejo, el nombre más firme por el momento es el del vicepresidente del cuerpo Javier García. Los progresistas esperan colocar el segundo y el cuarto  cupo, aunque las conversaciones están verdes al momento.

Otra corriente interna es capitaneada por el diputado nacional y armador a escala nacional Raúl Pérez. Aunque no hubo avances resonantes en la mesa de discusión de ese espacio, la figura del edil Oscar Vaudagna pica en punta para la Cámara de Diputados. Tras el acto del lunes, el propio edil asumió que la idea es saltear las PASO y “llegar al 2019” como alternativa de gobierno. Pero no hay nada sellado.

Una tercera vertiente es encabezada por el ex concejal y fundador del Frente Renovador Carlos Melzi, quien en el 2013 alcanzó la minoría en la interna, lo que le abrió la puerta para colar un candidato en la lista definitiva.

La banca fue ocupada por el ahora vecinalista Gerardo Jazmín, quien como anunció este medio estaría teniendo negociaciones para volver al bloque massista. Allí jugó también, para luego conformar  un unibloque, la edil Marcela Farroni, otrora del círculo de confianza de Amondarain. Llamó la atención la ausencia de ambos concejales en la presentación de la escuela de gobierno renovadora que tuvo lugar a principios de la semana que termina.

 En Cambiemos

En tanto, en el oficialismo las energías están puestas en terminar de pulir el ya presentado en sociedad Gabinete municipal y reordenar la gestión de cara a un año crucial. Pero hay lugar a versiones de tipo electoral: se dijo, el titular del Concejo, Fernando Ponce, intenta ganar un lugar en la lista para la Cámara baja –se renuevan las seis bancas de que la Octava dispone- y en esa empresa ya eligió a su eventual representante en el recinto: el referente de la juventud PRO Agustín Scotti, a quien, según le confiaron a este portal varios dirigentes amarillos, el titular del Concejo le puso a disposición una nutrida estructura de militantes para que trabajen en pos de instalar su figura (se habla de la existencia de nada menos que un centenar de contratos). Sigue sonando con fuerza para quedarse con el cupo femenino la secretaria de la intendencia Julieta Quintero, un nombre entre tantos en una lista de que podría incluir sorpresas.

La pata radical de Cambiemos, que con el actual armado del Gabinete tuvo premios con algunas secretarías y otros cargos menores, ya comenzó a debatir con el garrismo cómo se distribuirán los lugares en las listas, que también debería incluir a un referente de la Coalición Cívica –actualmente Raquel Krakover tiene banca hasta el 2019-.

El peronismo camina y evalúa opciones

Finalmente, en el peronismo postkirchnerista, como se dijo en varios informes uno de los dirigentes que más suenan son el ex titular de AUBASA, Gonzalo Atanasof –se presenta como “garantía de unidad”-, quien tiene como “límite” al  ultra kirchnerismo.

En el bruerismo, en tanto, el panorama es optimista debido a lo que sus principales exponentes –entre ellos el concejal y hermano del ex intendente Gabriel Bruera-, llaman una “excelente recepción en los barrios” de la periferia de la ciudad, donde a pesar de aún estar presente aquella trágica inundación de abril del 2013, la ex conducción del municipio al mando de Pablo Bruera es reconocida a la luz de varios desaciertos de la actual gestión.

En caso de haber un escenario de falta de entendimiento para llegar a una unidad a nivel nacional y provincial, los Bruera ya dejaron trascender  que se inclinarían por apoyar una fórmula integrada por Florencio Randazzo Julián Domínguez antes que a la compuesta por Cristina Fernández de Kirchner y Daniel Scioli. Ambas opciones son, a esta hora, hipótesis en pleno proceso de desarrollo.

En el ultrakirchnerismo, en tanto, se trabaja, por un lado, en la candidatura a diputada provincial de la actual concejal y decana de Periodismo Florencia Saintout, quien según análisis de observadores locales, lleva en sondeos previos una gran ventaja a otra mujer que en formato de difusión en las redes sociales y pintadas pero carente de militancia e inserción barrial, quiere convertirse en protagonista: se trata de Victoria Tolosa Paz,  la esposa del ex secretario de Medios kirchnerista y cuestionado publicista José Albistur.

Dentro de los sectores vinculados a los sindicatos, se supo que en esferas de influencia justicialista hay disconformidad por, lo que se dijo, es “una baja performance” en las mediciones de imagen e intención de voto del concejal Pedro Borgini, quien es apoyado por el sindicato de la Sanidad y por el sector que supo responder al Movimiento Evita y después se alió al bruerismo: el representado por el otrora Jefe de Gabinete municipal, Santiago Martorelli, que tiene referencia en el Concejo a través de las ediles Lorena Riesgo y Silvana Soria.

Arman en Hernández

En el orden de los distintos armados territoriales de la Octava, un espacio referenciado con el peronismo en el noroeste de la periferia ya comenzó a sondear la posibilidad de impulsar la candidatura del dirigente “Cacho” Blanco para el Concejo Deliberante.

Con sede en la agrupación “Los Principios Sociales”, este núcleo de militantes del justicialismo comenzó el año con un acto en el que se cuestionaron las políticas implementadas por Cambiemos y con llamados  a la “unidad”. Juega en este espacio también el ex titular de Tierras municipal bajo la administración bruerista José Maturana.

 

Lectores: 1304

Envianos tu comentario